Furgonetas camper: ¿es mejor comprar o alquilar?

furgoneta camper de alquiler
Furgonetas camper: ¿es mejor comprar o alquilar?Roadsurfer

Si algo nos ha traído la pandemia, además de la fiebre que provoca el coronavirus, es la fiebre que se ha desatado por las furgonetas camper y las autocaravanas. Lo que hace unos años parecía casi un turismo exclusivo de hippies, jubilados o surferos, de un tiempo a esta parte se ha convertido en una opción cada vez más extendida para pasar las vacaciones en pareja, en familia o con colegas. Normal, porque las ventajas son muchas: el lujo de ir a tu bola, de huir de masificaciones, de dormir y comer donde te dé la gana, de llevar todo siempre encima…

Así que nosotros nos hemos decidido a probar también la experiencia, y nos hemos hecho una escapada de tres días con una de alquiler. ¿La conclusión? Es un flipe… pero yo, personalmente, nunca me compraría una. Vaya por delante que esto es una reflexión absolutamente personal, pero teniendo en cuenta que creo encajar bastante en el perfil de españolito medio, intuyo que puede servir de referencia a mucha gente. La furgoneta mola un huevo… pero alquilada. Comprarla, por lo menos si eres virgen en el tema, me parece muy arriesgado. Y esto tiene varios porqués.

dos furgonetas camper de alquiler
Roadsurfer

Porque quizás una furgoneta camper no es para todo el mundo

El concepto de viajar donde quieras, dormir donde quieras y hacer lo que quieras cada momento es fantástico, lo mires por donde lo mires. Pero también es verdad que el día a día dentro de una furgoneta tampoco es el colmo de la comodidad. Hay que montar y desmontar camas para dormir, poner y quitar la mesa para comer, levantar estanterías para encender el gas, etc… para lo cual todo tiene que estar siempre en su sitio y recogido. Es como si vivieras en una permanente partida de Tetris, porque de lo contrario es inviable sacarle todo el partido a la furgo. Un fin de semana es muy llevable, pero para pasarte unas vacaciones en la furgoneta tú y tus acompañantes tenéis que ser muy, pero que muy organizados. Y no todo el mundo lo es. Por eso, un finde de alquiler te puede servir para hacerte una idea de si esto es o no para ti.

Porque alquilar una furgoneta camper nunca fue tan fácil

Si bien es cierto que hace algunos años no era especialmente sencillo encontrar empresas de alquiler de furgonetas camper (sí de autocaravanas) en España, este tema ha cambiado por completo. Ahora, uno puede perderse durante horas visitando webs de alquiler de furgos y haciendo comparativas de precios. Si quieres ahorrarte un buen rato, nosotros lo hemos hecho con Roadsurfer y el resultado ha sido fantástico. Se trata de una empresa internacional que ofrece en alquiler su flota de 2500 furgonetas camper en 36 ciudades europeas, seis de ellas en España: Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Bilbao y Valencia. Y además, el papeleo es sencillísimo. Reservas online, firmas un contrato al recogerla, y a tirar millas. Después al devolverla, revisan que no hayas hecho ningún destrozo y para casa en 10 minutos.

Porque puedes probar varios modelos de furgoneta antes de decidirte a comprar

furgonetas camper de alquiler
Roadsurfer

Aun teniendo claro que lo que quieres es comprar, deberías valorar primero la idea de alquilar los modelos en los que estés pensando gastarte la pasta para ir sobre seguro. Porque una cosa es verlos y otra vivirlos. Un par de días o tres pueden ser suficientes para ver si la versión que estás pensando se ajusta realmente a tus necesidades por espacio, consumo, versatilidad, comodidad o cualquier otro aspecto. En Roadsurfer casi seguro que puedes probar la variante de furgo que tienes entre ceja y ceja antes de hacer un desembolso mayor: tienen modelos diferentes de Volkswagen, Mercedes, Ford… Puedes elegir desde la mítica VW California o la Mercedes Marco Polo, hasta otras de gran formato como la Grand California o la Family Finca de Burstner.

Porque cuando alquilas, solo pagas la furgoneta cuando la necesitas

En mi opinión, el buen tiempo es fundamental para disfrutar al 100% de una camper. Los motivos son varios pero, para nosotros, una de las claves está en la ducha. La mayoría de las campers no tiene cuarto de baño (no son autocaravanas) pero sí puedes ducharte fuera. Unos rayos de sol sobre el depósito son suficientes para que se temple un poco el agua… pero no en España en pleno invierno. Y un fin de semana te puedes apañar con toallitas, pero no más. Resumiendo, es un buen plan escaparte un par de findes o tres en invierno en una camper (todas las de roadsurfer tienen calefacción estacionaria), pero puede no serlo tanto pasarte una semana de vacaciones si el tiempo es frío y no te van los campings. Para eso, mejor alquilarla puntualmente que tenerla casi todo el invierno parada, ¿no?

Porque, si alquilas, no tienes que preocuparte de nada. De nada.

Otro de los puntos a favor del alquiler es que no vas a necesitar comprar ni llevarte nada de casa para emprender viaje. Y cuando decimos nada, es nada. De hecho, si quieres, no tienes que llevarte ni las sábanas ni la almohada. A nosotros nos dieron un juego de ropa de cama totalmente higienizado. Y lo mismo pasa con sartenes, cacerolas, vasos, platos… y hasta sillas de camping. La mayoría de estos extras vienen incluidos en el alquiler, y solo tendrás que pagar un pequeño incremento por algunas cosas, como por ejemplo el portabicicletas.

Porque, económicamente, no hay color entre alquilar y comprar una furgoneta

En empresas como Roadsurfer, tienes furgonetas como la California desde 55/€ noche (los precios varían en función de la temporada). Con el mismo equipamiento, el precio de venta de esta furgoneta nueva supera los 80.000 euros. Así que echa cuentas, ¡la cantidad de noches que tienes que pasar para amortizarla!

furgoneta camper de alquiler
El precio de alquiler de esta furgoneta parte de los 55 euros noche. El de compra, supera los 80.000.Roadsurfer

Y además, puestos a echar cuentas, échalas bien porque si es tuya en propiedad tendrás que añadirle muchos gastos, que además no son pequeños: seguro, impuestos, ITV, reparaciones, cambio de ruedas… Si tienes coche, ya sabes de lo que hablamos. Dicho esto, una cosa es verdad: si la furgoneta es tuya, te la puedes customizar completamente a tu medida, cosa que no puedes hacer con una de alquiler. En cualquier caso, hagas lo que hagas… ¡buen viaje!

dos hippies bailando delante de una furgoneta camper
Pinterest