El funeral de Ari Behn reúne a la Casa Real Noruega

Por Diezminutos.es

From Diez Minutos

La noticia de la muerte de Ari Behn, que se quitó la vida la pasada semana, ha conmocionado a Noruega. Escritor reputado y exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega, se suicidó después de un largo proceso de depresión del que no pudo escapar y que ha resultado un shock para todos los noruegos, incluida la Casa Real ya que, a pesar del divorcio de la princesa, el escritor seguía siendo muy querido por todos sus miembros.

Así, los reyes y los diferentes miembros de la Casa Real de Noruega al completo está siendo una de las invitadas de honor del funeral de Ari Behn quienes han acudido para mostrar sus respetos a la familia que perteneció a la casa durante los 14 años de matrimonio de Ari y Marta Luisa. El funeral cuenta también con la presencia de altos mandos de Estado como el secretario general de la OTAN y el ex primer ministro Jens Stoltenberg quienes han sido retratados en su camino hacia la catedral de Oslo, donde está teniendo lugar el funeral.

Desde las 11, la catedral de Oslo ha mantenido abiertas sus puertas para albergar a todo aquel que quisiera asistir a la despedida del escritor. Según los guardias de seguridad, una hora después no había asientos libres por lo que muchos se han quedado a las puertas de la Catedral.

Photo credit: Dagdlabet-tv

La misa ha comenzado con la interpretación del 'Ave María' por parte del coro de la Iglesia, lo que ha dado paso a la responsable de presidir la misa.

Photo credit: Dagdablet.tv

Los padres de Ari Behn han dedicado unas palabras de despedida a su hijo en el funeral que ha terminado por emocionar a su madre, Marianne Behn, quien le ha dado la palabra a su marido. Días antes, la madre ha usado las redes sociales para despedir a su hijo a través de un emotivo mensaje. "Mi querido Miki. La oscuridad nunca te llevó... Fue la LUZ brillante que se fusionaba contigo". Su padre ha decidido dar un mensaje alabando el carácter de su hijo y dedicándole unas palabras de directas a su memoria.

Acto seguido han sido las hijas, visiblemente emocionadas, quienes han tomado la palabra. "Querido papa. Recuerdo que en mi confirmación cuando me hablaste, estrechaste las manos. Estás tan acostumbrado a estar en la televisión. Entonces, cuando temblaste, me di cuenta de que significaba mucho. Hoy voy a hablar por ti, y tal vez también me dé la mano", aseguraba entre lágrimas y rota de dolor Maud Angelica, autora del dibujo que preside el ataúd de su padre, "iba a ser tu regalo de Navidad".