Fundas de ordenador sostenibles, a cambio de limpiar las playas de plástico

La lucha contra el plástico continúa avanzando a pasos agigantados. La sociedad cada día se encuentra más concienciada y son cada vez más las iniciativas de grupos – no necesariamente ambientalistas-, que deciden organizarse para eliminar residuos de ciudades, jardines, parques, montañas, playas, mares y océanos. Cada verano, España se convierte en el destino preferido de millones de turistas, algo que contamina de manera inevitable las costas españolas. En los últimos años, la playa de Zumaia (Guipúzcoa) conocida a nivel internacional después de que fuese escogida, junto con San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya), como escenario de la emblemática serie Juego de Tronos para crear Rocadragón, la fortaleza de Poniente a la que Jon Snow acude durante su primer encuentro con Daenerys Targaryen.

La constante afluencia de visitantes a la playa guipuzcoana ha traído consigo la acumulación de numerosos residuos plásticos. Ante la cantidad de basura, los emprendedores y fundadores de Ekomodo y de Bask – firmas que aprovechan para crear sus productos a partir de elementos reciclados -, han decidido emprender una campaña en la que también ha colaborado el Ayuntamiento de Zumaia para limpiar las formaciones rocosas o flysch. También colaboran miembros del departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Guipúzcoa, la asociación Fridays For Future San Sebastián y trabajadores de la escuela de surf Surfing Zumaya. "El objetivo es hacer ver que el problema de los residuos en el mar es muy grave; y que, entre todos, ciudadanos, empresas e instituciones públicas, tenemos que darle la vuelta y aportar soluciones", comenta Aritz Gartzia, de Ekomodo.

- Leer más: El vertedero que se esconde en el fondo del Mediterráneo

Recompensa por el esfuerzo

A la iniciativa se han sumado más de 100 voluntarios, que serán recompensados por las empresas organizadoras con fundas de ordenador elaboradas a partir del plástico recogido – que se estima sea superior a las 500 toneladas-. Los objetos serán reciclados en la empresa guipuzcoana EKO-Rec, especializada en transformar plásticos de Tereftalato de polietileno (PET por sus siglas en inglés) en otros útiles que aseguran la mejora medioambiental y la reducción de emisiones de CO2. "El mensaje que queremos transmitir a los voluntarios de la recogida, además de premiarles por su esfuerzo, es que los residuos son recursos y que pueden convertirse en objetos realmente valiosos", asegura Adriana Uribesalgo, cofundadora de Ekomodo y una de las coordinadoras de la acción.

VER GALERÍA

fundas

Leer: Cómo la economía circular puede ayudarte a ser más sostenible y responsable

Economía circular

Además, con ello, pretenden fomentar la economía circular, la cultura del aprovechamiento y el rechazo al consumo de objetos de un solo uso. "Debemos hacer un llamamiento y ejercer nuestro poder como ciudadanos y como consumidores. Es con el ejemplo, más que con el discurso, como cambiamos las cosas. Tenemos más poder del que pensamos para hacerlo", explica Uribesalgo.

- Leer más: ¿Construir casas a partir de residuos plásticos? En México es ya una realidad

- Leer más: El cambio climático podría arrastrar a 120 millones de personas a la pobreza