El Falcon Crest español: la herencia envenenada de los vinos Pesquera

·7 min de lectura

Como si de una de las tramas de Gran Reserva (serie de TVE que protagonizó Concha Velasco, en la que daba vida a la dueña de una conocida plantación vinícola al más puro estilo Ángela Channing) o de una temporada de Falcon Crest (mítica ficción de los años 80 en la que una familia californiana se enfrentaba por las tierras heredadas por uno de los hijos) se tratara, el mundo del vino español vive estas últimas semanas uno de los enfrentamientos más inesperados de los últimos años. El pasado 22 de mayo fallecía Alejandro Fernández, fundador de Bodegas Pesquera, una de las más famosas de nuestro país y con las que revolucionó Ribera del Duero. Con su muerte, el enfrentamiento familiar entre sus cuatro hijas parece haberse recrudecido, según ha explicado El País, pero ¿qué ha pasado en la familia para llegar a esta guerra que parece el guion de una telenovela?

Alejandro Fernandez, grocer Alejandro Fernandez, owner of the cellars ´Pesquera´, next to his vineyards  (Photo by JMN/Cover/Getty Images)
Alejandro Fernandez, grocer Alejandro Fernandez, owner of the cellars ´Pesquera´, next to his vineyards (Photo by JMN/Cover/Getty Images)

Uno de los mejores vinos del mundo

Antes de nada, conviene explicar de dónde viene el éxito de estos vinos. Alejandro Fernández y su esposa Esperanza Rivera adquirieron a comienzos de los años 70 un pequeño lagar (lugar en el que se pisa la uva par obtener el vino) de piedra del siglo XVI con el dinero que habían obtenido de la venta de una patente. Poco tiempo después comenzaron a elaborar los primeros vinos con uvas nacidas en esos terrenos, según explican en la web de la conocida bodega. El primer vino que comercializaron se llamó Tinto Pesquera, en homenaje al pueblo natal de sus creadores, Pesquera de Duero, y una década más tarde, gracias al potencial de estos vinos, se empezaba a hablar de la Ribera del Duero como una de las zonas más importantes en cuanto a la producción vinícola llevando al nacimiento además de la Denominación de Origen Ribera del Duero

En 1985, Robert Parker, considerado uno de los críticos de vino más influyentes a nivel internacional, eleva a Tinto Pesquera a la categoría de mejores vinos del mundo. La bodega fue creciendo en fama y producción, además de contar años después también con una dehesa en la que elaboran quesos y aceites de gran fama, hasta convertirse en una de las más potentes y revolucionarias del mundo del vino. 

En 2018 comenzó el enfrentamiento

Alejandro y Esperanza tuvieron cuatro hijas: Lucía, Olga, Mari Cruz y Eva. Pero con el paso de los años, el matrimonio que había creado ese imperio vinícola y que había revolucionado el mundo del vino en España, se fue distanciando. Alejandro Fernández fue alejándose de tres de sus cuatro hijas (de Lucía, Olga y Mari Cruz) y también de Esperanza. El conflicto surgió hace tres años, en 2018 (momento en el que se separó de su mujer y ella y sus hijas sumaron sus respectivos porcentajes de la sociedad para hacerse con la mayoría de participaciones por encima del propio Fernández), cuando el fundador de la bodega fue destituido de todos sus cargos en la empresa y denunció a la familia por "haberle relegado de la gestión, prohibido la entrada en la bodega y de arrebatarle todo", según explican en el diario económico Cinco Días

Para Fernández, esta situación familiar y empresarial supuso un gran dolor. En una entrevista concedida a El País en abril de 2019 explicaba "haberse sentido traicionado por los suyos" y mostraba su rabia ante todo lo sucedido. “Mis hijas se han ido apoderando poco a poco de todo. Quiero lo mío, mi Pesquera de toda la vida. Desde hace un año mis propias hijas me han quitado todo lo que he hecho desde niño. Solo quiero partirlo, tener paz, hacer vino y continuar mi vida", afirmaba en presencia de su hija Eva, enóloga de la bodega y que estuvo siempre de su lado hasta el final de sus días. Porque Alejandro perdía así parte de su vida, ya que fue él el que además de levantar el negocio desde cero, ideó algunas nuevas máquinas para cosechar y hasta para tirar paja en sus bodegas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Fue precisamente junto a ella con la que logró algo de paz en sus últimos años. Creó dos empresas, Tinto Pesquera S.L y Alejandro Fernández Tinto Pesquera Original, y por la otra parte, su familia cambió el nombre original a la bodega y la llamó Familia Fernández Rivera. Fue Lucía, otra de las hijas, la que explicó en 2019 que todo obedecía a un plan de actualización de la compañía para adaptarse a los tiempos futuros. Pese a que en 2020 estuvieron a punto de llegar a un acuerdo que beneficiara a todas las partes después de varios pleitos, finalmente no fue posible el entendimiento. Hace un año, todo quedaba en el aire y tras la muerte de Fernández el pasado mes de mayo, muchos esperaban la apertura de su testamento para conocer la última voluntad del bodeguero en medio de esta tormenta familiar y empresarial que fue muy comentada en los círculos de sector durante los últimos tres años. 

"Cualquier información que haya podido llegarte sobre las actuales circunstancias de nuestras empresas, nos gustaría, de manera oficial y en primera persona, comunicarte que, una vez conocidas las ultimas voluntades de mi padre, y al margen de las distintas acciones que a raíz de ellas se puedan emprender, la continuidad del actual equipo de gestión, así como de los distintos proyectos que venimos desarrollando, están garantizados", afirmaban en un comunicado los miembros de la familia tras la muerte de Fernández, que fallecía en Santander tras sufrir un desmayo unas horas antes. "Tenemos la responsabilidad de velar por la seguridad de nuestros trabajadores, de nuestros proveedores y de continuar creando empleo y riqueza, en unos momentos complejos, en los que la sociedad en su conjunto necesita proyectos tractores, reales y consolidados", continuaban. "Hasta que los tribunales diluciden cualquier conflicto de intereses, al que, como cualquier compañía, estamos sujetos, rogamos respete nuestro dolor", concluían.

El testamento de la 'discordia'

El 9 de julio se abría su testamento y, según adelantaba El Norte de Castilla, Fernández habría decidido excluir de su herencia a las tres hijas a las que estaba enfrentado. ¿Qué significa esto? Con esta última voluntad, Lucía, Olga y Mari Cruz no podrán obtener, según el medio, "nada del 49,72 por ciento que Alejandro Fernández poseía de la sociedad vitivinícola que comenzó a crear en el año 1975 y que en noviembre de 2020 la propia familia valoró en 150 millones de euros". Además, les privaría en un principio del tercio de legítima en la que por ley están incluidos todos los herederos "salvo causa de desheredación" (esta parte iría a parar a las ocho nietas de Fernández). Con esto, el resumen es que el empresario ha dejado como heredera única y universal a su hija Eva, la pequeña y la que siempre estuvo a su lado, que recibiría el 75% de la herencia total (el 25% restante irá a las nietas, que algunas también trabajan en las bodegas).

Pero este testamento no es el final del enfrentamiento sino que podría suponer el inicio de una batalla legal, ya que las tres hijas 'desheredadas' tendrían que aceptar la última voluntad de su padre y llegar a un acuerdo con Eva, algo similar a lo que estuvieron a punto de cerrar hace un año por el que esta última renunciaría a las bodegas más importantes de la sociedad por una cantidad de dinero, pero que finalmente quedó en la nada. Si no hay acuerdo, será una albacea la que haga el reparto sobre sociedades, bienes y viñedos, pero incluso si se llega a esto, alguna de las partes podría también no aceptar la decisión, por lo que parece más que probable que el proceso sea tan largo como lo fue en televisión la emisión de Falcon Crest, que estuvo en antena durante casi una década. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente