¿Fumas un paquete al día? Así le afecta a tu cuerpo

Mónica De Haro

El daño genético es catastrófico (y causa 17 tipos de cáncer)

Además de afectar a los pulmones, el tabaco altera las células de laringe, faringe, boca, vejiga e hígado. (Foto: Getty Images)
Además de afectar a los pulmones, el tabaco altera las células de laringe, faringe, boca, vejiga e hígado. (Foto: Getty Images)

Si no abres los ojos es porque no quieres. Fumar mata; está demostrado en infinidad de estudios. Pero lo que te voy a contar puede quitarte de plumazo las ganas de encender otro cigarrillo porque un grupo de investigadores ha encontrado un vínculo directo entre el número de cigarrillos fumados en la vida y la cifra de mutaciones en el ADN del tumor.

En concreto, los fumadores acumulan un promedio de 150 mutaciones adicionales en cada célula pulmonar por cada año en el que fumaban un paquete de cigarrillos al día.

Esta es la conclusión principal de un trabado realizado por el ‘Wellcome Trust Sanger Institute‘, en Reino Unido; del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Estados Unidos, que asegura que el tabaquismo causa daños catastróficos en diferentes órganos del cuerpo.

Los resultados de este estudio, publicados en ‘Science’, demuestran que el tabaco causa mutaciones en el ADN, y que fumar causa muchos tipos de cáncer humano.

El tabaco quita la vida a al menos seis millones de personas cada año y, si las tendencias actuales continúan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pronostica más de mil millones de muertes relacionadas con el tabaco en este siglo.

Cada fumador español consume al año una media de 2.481 cigarrillos. (Foto: Getty Images)
Cada fumador español consume al año una media de 2.481 cigarrillos. (Foto: Getty Images)

El hábito tabáquico ha sido epidemiológicamente vinculado con al menos 17 tipos de cáncer humano, pero hasta ahora nadie ha visto los mecanismos por los cuales fumar causa muchos de estos tipos de cáncer.

El cáncer es provocado por mutaciones en el ADN de una célula. En este análisis exhaustivo del ADN de los cánceres relacionados con el tabaquismo, los investigadores estudiaron más de 5.000 tumores, comparando los cánceres de fumadores con cánceres de personas que nunca habían fumado, lo que reveló huellas moleculares particulares de daños en el ADN, llamados signos mutacionales, en el ADN de los fumadores y cuántas de estas mutaciones estaban en los diferentes tumores.

Los autores encontraron que, de media, fumar un paquete de cigarrillos al día produjo 150 mutaciones en cada célula pulmonar cada año. Estas mutaciones representan potenciales puntos de partida individuales para una cascada de daño genético que eventualmente puede conducir al cáncer. El número de mutaciones dentro de cualquier célula cancerosa varía entre individuos, pero este estudio muestra la carga mutacional adicional causada por el tabaco.

“Antes contábamos con un gran número de evidencias epidemiológicas que relacionan el tabaquismo con el cáncer, pero ahora podemos observar y cuantificar los cambios moleculares en el ADN por culpa del tabaquismo. Con este estudio, hemos encontrado que las personas que fuman un paquete al día desarrollan un promedio de 150 mutaciones extra en sus pulmones cada año, lo que explica por qué los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón”, explica el doctor Ludmil Alexandrov, autor del Laboratorio Nacional de Los Álamos.

Otros órganos también resultan afectados: fumar un paquete de cigarrillos al día genera un promedio estimado de 97 mutaciones en cada célula de la laringe cada año, 39 mutaciones en el caso de las células de la faringe, 23 mutaciones en las células de la boca, 18 mutaciones en las células de la vejiga y 6 mutaciones en cada célula del hígado.

Hasta ahora, no se ha entendido por completo cómo fumar aumenta el riesgo de desarrollar cáncer en partes del cuerpo que no entran en contacto directo con el humo. Sin embargo, esta investigación reveló diferentes mecanismos por los cuales el tabaco genera esas mutaciones, dependiendo del área del cuerpo afectada.

Además de provocar cáncer de pulmón, el tabaco favorece la formación de tumores en otras partes del cuerpo. (Foto: Getty Images)
Además de provocar cáncer de pulmón, el tabaco favorece la formación de tumores en otras partes del cuerpo. (Foto: Getty Images)

“Los resultados son una mezcla de lo esperado e inesperado y revelan una imagen de efectos directos e indirectos. Se observan mutaciones causadas por daño directo de los carcinógenos del tabaco en el ADN principalmente en los órganos que entran en contacto directo con el humo inhalado, Otras células del cuerpo sufrieron solamente daños indirectos, ya que el tabaquismo parece afectar a los mecanismos clave en estas células que a su vez mutan el ADN”, detalla el profesor David Phillips, autor del estudio y profesor de Carcinogénesis Ambiental en el ‘King’s College London’, Reino Unido.

El estudio reveló al menos cinco procesos distintos de daño al ADN debido al tabaquismo. El más extendida de ellos es una firma mutacional ya encontrada en todos los cánceres, en la que el tabaquismo parece acelerar la velocidad de un reloj celular que muta el ADN prematuramente.

Oler o estar expuesto al tabaco de otros también tienes consecuencias para nuestra salud. (Foto: Getty Images)
Oler o estar expuesto al tabaco de otros también tiene consecuencias para nuestra salud. (Foto: Getty Images)

Otro de los autores, el profesor del Instituto Wellcome Trust Sanger Mike Stratton señala: “El genoma de cada cáncer proporciona una especie de ‘registro arqueológico’, escrito en el propio código del ADN, de las exposiciones que causaron las mutaciones que conducen al cáncer. Nuestra investigación indica que la forma en la que el tabaco causa cáncer es más compleja de lo que pensábamos”.

Según concluye el experto: “aunque no entendemos completamente las causas subyacentes de muchos tipos de cáncer y hay otras causas conocidas, como la obesidad, sobre las cuales entendemos poco del mecanismo subyacente. Este estudio sobre el tabaco nos dice que buscar en el ADN de los cánceres puede proporcionar nuevas pistas sobre cómo se desarrollan los cánceres y, por lo tanto, potencialmente, cómo se pueden prevenir”.

También te puede interesar:

Plan de choque para evitar un ictus, un infarto y la pérdida de memoria

El ‘humo de segunda mano’, una lacra social que se suma a la enfermedad de los fumadores

¿Aún no has sido capaz de dejar fumar? Lee esto y te convencerás