Fuerte denuncia internacional al chavismo por la manipulación del referéndum revocatorio contra Maduro

·4 min de lectura
La sede del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE)
La sede del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE)

Los ex jefes de Estado y de Gobierno participantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), expresaron este jueves mediante un comunicado su preocupación ante la comunidad internacional por “el nuevo atentado a la ya destruida materialidad constitucional y del Estado de Derecho en Venezuela”, en relación con las maniobras del régimen de Nicolás Maduro que desarmaron el referéndum revocatorio.

“El pasado 17 de enero, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela, reconocido por su dependencia del poder gubernamental, con extraña celeridad dio apertura a un proceso referendario revocatorio del señalado gobernante inconstitucional, ante un pedido ciudadano”, señala el texto sobre el referéndum, un largo anhelo de los demócratas venezolanos.

Cuatro días más tarde, el 21 de enero, el CNE “convocó al país para que apenas pasadas las 96 horas siguientes fuesen recogidas las firmas de los electores que avalarían la realización de dicho referendo. Y ordenó instalar 1200 mesas en lugares preferentemente periféricos del territorio nacional, por un lapso de doce horas, violentándose las normas sobre procesos y lapsos orientados a facilitar el ejercicio del derecho humano a la participación popular”.

En la reciente elección del gobernador del estado de Barinas -el bastión del chavismo arrebatado por un contundente triunfo de la oposición-, en una región de baja concentración poblacional, dice el texto de IDEA, “el Poder Electoral puso en servicio 961 mesas electorales para 12 municipios; siendo que el territorio de la república, llamado a ejercer su derecho de referendo revocatorio lo conforman 335 municipios. Y durante las últimas elecciones regionales fueron abiertas 30.206 mesas electorales a nivel nacional”.

Otros críticos ya habían señalado que según los ajustes de funcionamiento establecidos por el CNE y la cantidad de firmas requeridas -unas 4,2 millones-, cada colegio electoral debía atender a unos cinco electores por minuto, sin pausa y durante doce horas consecutivas.

“Más grave es, aún, que el régimen de Maduro haya exigido -a través de su vocero, Diosdado Cabello-, se le informe sobre la lista los venezolanos que intenten ejercer su derecho a demandar la revocatoria de aquél; práctica de persecución y discriminación política que, en el pasado reciente, diera lugar a la condena de Venezuela por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, sigue el texto de IDEA.

Habiendo ocurrido, en suma, otro grave atentado al orden constitucional y democrático en Venezuela, IDEA recordó en su comunicado “lo que es doctrina constante de la señalada Corte Interamericana y que ha sido prosternada por el comportamiento del Poder Electoral venezolano y los emisarios del régimen imperante”:

“El concepto de derechos y libertades y, por ende, el de sus garantías, es también inseparable del sistema de valores y principios que lo inspira. En una sociedad democrática los derechos y libertades inherentes a la persona, sus garantías y el Estado de Derecho constituyen una tríada, cada uno de cuyos componentes se define, completa y adquiere sentido en función de los otros”.

“Corresponde a los órganos de la Organización de los Estados Americanos, de modo particular a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pronunciarse al respecto”, concluye el texto de IDEA.

De acuerdo con la Constitución venezolana, tras cumplirse la mitad del periodo de mandato del jefe de Estado, un mínimo de 20% de los inscritos en el padrón electoral puede solicitar la convocatoria de un referendo revocatorio. Maduro cumple en 2022 tres años en el poder de su actual periodo de seis que alcanzó tras resultar reelecto en 2018 en unos cuestionados comicios y sin la participación de la oposición.

La convocatoria del referéndum quedó prácticamente descartada durante la jornada de votación de ayer, 26 de enero, luego que la oposición decidiera boicotear el proceso de firmas por considerar que las condiciones fijadas no fueron justas.

“La gente no salió a convalidar un cronograma que es inconstitucional, porque está exigiendo que haya verdaderas condiciones para lograr el objetivo de que se active el referéndum revocatorio”, dijo uno de los promotores del mecanismo, Nicmer Evans, miembro del Movimiento Venezolano por el Revocatorio (Mover).

Mover, compuesto por partidos minoritarios, terminó llamando a no participar ante la negativa del CNE de extender los plazos y lo engorroso del proceso, que los expertos consideraron era imposible de lograr.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente