La fruta asiática que sirve como harina para hornear

·6 min de lectura
Por su forma y color se parece al <a href="https://es.noticias.yahoo.com/por-que-melon-puede-sentar-mal-dar-gases-o-repetirse-111405683.html" data-ylk="slk:melón,;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">melón,</a> por dentro es muy similar a la chirimoya, pero esta fruta tropical gigante está cargada de <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/estre%C3%B1imiento-claves-digestion-perfecta-como-favorecer-tr%C3%A1nsito-intestinal-134615290.html" data-ylk="slk:fibras y carbohidratos;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">fibras y carbohidratos</a> que protegerán tu <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/enfermedad-parasitaria-puede-confundirse-cancer-de-higado-092859598.html" data-ylk="slk:hígado;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">hígado</a> (un afirmación basada en <a href="https://scialert.net/fulltext/?doi=jpt.2017.136.141" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:evidencias" class="link rapid-noclick-resp">evidencias</a>), aliviarán el dolor crónico y equilibrará el <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/como-detectar-hipoglucemia-y-como-actuar-para-salvarle-la-vida-195610494.html" data-ylk="slk:azúcar en la sangre.;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">azúcar en la sangre.</a> (Foto: Getty)
Por su forma y color se parece al melón, por dentro es muy similar a la chirimoya, pero esta fruta tropical gigante está cargada de fibras y carbohidratos que protegerán tu hígado (un afirmación basada en evidencias), aliviarán el dolor crónico y equilibrará el azúcar en la sangre. (Foto: Getty)

Conocida como frutipan (Artocarpus Altilis), yaca o vijahoó, esta fruta de gran tamaño es originaria del sudeste asiático, en especial de la Polinesia. Se trata de un alimento rico en carbohidratos, proteínas, fibra y libre de gluten.

Desde mediados del siglo XVIII, el frutipan se ha sembrado en todo el mundo al considerarse un alimento barato y muy nutritivo. Su nombre hace referencia la textura de la fruta cuando se cocina, similar al pan recién horneado y con un sabor parecido al de la patata. De hecho, se utiliza como alimento de subsistencia en línea con otros alimentos básicos como el arroz, la batata, el taro, el banano y el coco en muchos países de Asia Oriental, Micronesia, Polinesia y el Caribe.

Su alta versatilidad permite comerlo de muchas formas diferentes: verde o maduro, crudo u horneado. Pero lo más curioso es que el frutipan se puede convertir en harina. Y la harina del frutipan es la más buscada por aquellos que buscan productos sin gluten.

<strong>Cuando se cocina</strong> el fruto de su interior adquiere una consistencia densa, similar a la de una patata, mientras que la harina que se obtiene de su abundante pulpa es un ingrediente que se puede usar para un sinfin de preparaciones. (Foto: Getty)
Cuando se cocina el fruto de su interior adquiere una consistencia densa, similar a la de una patata, mientras que la harina que se obtiene de su abundante pulpa es un ingrediente que se puede usar para un sinfin de preparaciones. (Foto: Getty)

Su pulpa tiene más fibra que la de la yaca, lo que la convierte en un excelente laxante natural. La fibra dietética ayuda a reducir el colesterol en la sangre al prevenir su absorción en el intestino, además reduce la obesidad, la presión arterial y ayuda a proteger la mucosa del colon.

Según datos del National Tropical Botanical Garden de Hawai, una de las zonas tradicionales de cultivo del árbol de la fruta del pan, una porción de unos 100 gramos de fruta del pan en rodajas contiene 32 gramos de carbohidratos, mientras que la misma porción de una patata contiene aproximadamente 16 gramos de carbohidratos y una porción de 1/2 taza de arroz contiene aproximadamente 29 gramos de carbohidratos Puede parecer mucho, pero son carbohidratos complejos y se descomponen más lentamente que los que se encuentran típicamente en las papas. 

Además cuenta con la ventaja adicional de más fibra (de esos 100 gramos, 6 gramos son de fibra) y un índice glucémico más bajo. Esto ayuda a asegurar que nuestros cuerpos absorban más nutrientes, se sientan más llenos por más tiempo y eviten los picos de azúcar en la sangre. Una mayor ingesta de fibra dietética se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardíaca; un mejor control sobre los niveles de azúcar en sangre y colesterol, dos grandes factores imprescindibles para la salud cardíaca. Y es que los fitoquímicos que contiene también protegen al corazón de la aterosclerosis (la creación de placas que, con los años, pueden llegar a obstruir los vasos sanguíneos). Por todo esto se considera que la fruta del pan contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares. 

En cuanto al sabor, la fruta del pan se considera la papa tropical cuando se usa como verdura. Pero la versión más madura y dulce se compara comúnmente con un plátano. (Foto: Getty)
En cuanto al sabor, la fruta del pan se considera la papa tropical cuando se usa como verdura. Pero la versión más madura y dulce se compara comúnmente con un plátano. (Foto: Getty)

Debido a su abundante contenido de fibra, el uso de harina de fruta de pan en productos como pastas y cereales podría ser una forma para que los fabricantes de alimentos reduzcan el índice glucémico de sus productos, lo que puede ser beneficioso para quienes están en riesgo o tienen diabetes. Además, la fibra te sacia, por lo que es menos probable que comas en exceso durante el día.

"La fruta del pan es un cultivo básico tradicional de las islas del Pacífico con el potencial de mejorar la seguridad alimentaria mundial y mitigar la diabetes", explica Susan Murch, profesora de química e investigadora en la Facultad de Ciencias Irving K. Barber, de la Universidad de Columbia Británica (UBC). "Si bien la gente ha sobrevivido gracias a esta fruta durante miles de años, existía una falta de conocimiento científico básico sobre los impactos en la salud de una dieta basada en la fruta del pan tanto en humanos como en animales".

Al igual que otros alimentos de origen vegetal, el fruto del pan contiene una gran cantidad de antioxidantes fenólicos que ayudan a combatir la inflamación. Según la literatura científica, diversas investigaciones han descubierto que es un remedio eficaz para los dolores musculares y articulares crónicos.

La fruta del pan se puede cosechar, secar y moler para obtener una harina sin gluten. Diversos estudios confirma que "la harina producida a partir de la fruta del pan es una opción proteica sin gluten, de bajo índice glucémico, rica en nutrientes y completa para los alimentos modernos".

La fruta del pan es una fruta extremadamente versátil que se puede preparar y consumir en todas las etapas de desarrollo y madurez. La fruta madura es la más adecuada para la mayoría de los platos, debido a su textura parecida a la de la patata. Hay muchos formas de preparar la fruta del pan madura: al vapor, hervida, frita, o en platos horneados o cocidos de manera tradicional al fuego. 

Por eso puede incluirse en una variedad de platos como guisos, buñuelos, croquetas, tortitas, panqueques, curry, guisos, sopas, ensaladas y muchos otros platos. También se puede triturar y elaborar salsas, hummus o hamburguesas vegetarianas. También se puede utilizar como masa para pasta, pizza o tamales.

Cuando la fruta del pan madura se vuelve suave y cremosa y dulce. En esta etapa sí se puede comer en crudo o usarse para elaborar bebidas, productos horneados, postres como flan y otros platos dulces. Si está verde, se puede cocinar entera, troceada o cortada en rodajas finas y hervirla hasta que esté tierna. Una vez cocida se pueden tomar con salsas, utilizarla en ensaladas, marinada o en escabeche. El sabor y la textura se asemeja al corazón de alcachofa.

Otra forma de utilizar la fruta del pan es pelar y descorazonar la fruta cruda, desmenuzarla o cortarla en trozos finos, luego secar y triturar hasta convertirla en harina para sustituir al pan o al pan rallado. La piel se puede pelar antes o después de la cocción, pero muchos dicen que es más fácil pelarla después de cocinarla usando un cuchillo de cocina o un pelador.

La única pega es que la fruta del pan a menudo se prepara con grasa. Si la fruta del pan se prepara con aceites, manteca de cerdo o mantequilla, el contenido de grasa aumentará, y si se usa mantequilla u otra grasa animal en la preparación, también aumentará la ingesta de grasas saturadas. 

El frutipan está en temporada de julio a febrero. Para seleccionar una buena pieza de fruta del pan, escoge una con la piel de color amarillo verdoso y una textura firme. La fruta se magulla fácilmente, así que revisa bien su superficie. No pasa nada si tienes algunas grietas marrones, pero que no sean demasiadas.

Si vas a usarlo como verdura, elige frutas menos maduras, con pulpa verde brillante. No te preocupes si suelta un poco de savia blanca, es normal. Si lo usas como fruta, elige las que tengan la cáscara de color marrón amarillento y una textura más suave.

Los usos del árbol del pan no acaban aquí. Las semillas se consumen, la cáscara y otras partes de la planta tienen usos medicinales, se utilizan sus fibras y, al quemar sus flores, estas emiten sustancias que repelen a los mosquitos, algo muy útil en las zonas tropicales donde crece.

Aunque puede ser difícil encontrar fruta del pan fresca fuera de las regiones tropicales donde se cultiva, puedes encontrar versiones enlatadas en tiendas especializadas o comprarlo por internet y usarlo como base para hacer preparar salsas o añadirlo a tus guisos. 

Más historias que pueden interesarte:

El plátano verde es 'mejor' alimento que el maduro

Por qué el melón puede sentar mal, dar gases o repetirse

Sandía con sal, el mejor hidratante natural

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente