La fruta que te va a ayudar con las agujetas

Por Redacción Men's Health
Photo credit: Daniel Schneider - Getty Images

From Esquire

Ahora que tu entrenamiento de temporada alcanza su máxima intensidad, podrías tener la impresión de que tu menú para después del gimnasio ha quedado reducido a solo unos cuantos alimentos: pollo, arroz integral y brócoli. Pero ¿qué pasa con la fruta? Si nos creemos los ciberanzuelos que abundan por la red sobre el tema, el contenido en azúcar de la fruta podría hacer que la rechacemos. Sin embargo, su aporte de vitaminas, minerales y fibra supera con creces sus posibles desventajas. ¿Cuál es la fruta más dulce de todas? La piña. Pero hay poderosas razones para elegirla.

Según los estudios, sus carbohidratos de alto índice glucémico (sí, el azúcar) te ayudan a recuperarte rápidamente tras el esfuerzo si la tomas justo después de una sesión de entrenamiento. Al comer piña, repones a toda velocidad el glucógeno que has gastado con el esfuerzo. Además, la piña contiene bromelina, una potente enzima antiinflamatoria. La bromelina ayuda al sistema inmune a reparar las fibras musculares dañadas durante el ejercicio. Esto es lo que hace que desaparezca el DMAT y que sea más leve. También contribuye a aumentar los niveles de testosterona, un problema posible si entrenas en exceso. Así que te permite entrenar hasta el límite de tu resistencia física durante más tiempo.

Frutas para grandes esfuerzos en el gym

Si vas a elegir qué comer, echa un ojo a estas propuestas frescas y saludables y potencia de manera natural tu rendimiento en el gym.

Repara microlesiones con cerezas

Ricas en antioxidantes, ayudan a combatir el DMAT tras una carrera extenuante.

Hidrátate con sandía

Repondrás líquido tras el entrenamiento de un modo más agradable que bebiendo agua.

Resiste con plátano

Aguanta largas sesiones en el gym gracias al alto contenido de potasio que aportan.

Aumenta el rendimiento con pasas

Según los expertos, proporcionan los mismos beneficios para el rendimiento que un gel de deporte, y son mucho más baratas.

Mejora la función muscular con naranja

La vitamina C ayuda a absorber mejor el hierro, fundamental para la función muscular.