Fruta: si es tan sana, ¿por qué es la causa más frecuente de alergia?

Si te pica la boca al comer ciertos alimentos podrías tener el síndrome de alergia oral asociado a unas proteínas presentes en la piel de algunas frutas y otros alimentos de origen vegetal. Te contamos las mejores formas de evitarlo

7 de cada 10 reacciones por alimentos se producen fuera de casa, según la SEAIC. Dado que en verano se come más fuera, los alérgicos deben extremar la vigilancia para detectar la presencia de posibles alérgenos, como leche o frutos secos en los helados, frutas como melón o kiwi en los batidos y postres, y mariscos en pastas o ensaladas.

Las alergias alimentarias, a diferencia de las intolerancias, son una respuesta anómala del organismo a determinados alimentos que de otro modo serían inofensivos, implicando al sistema inmunitario. La reacción puede ocurrir en minutos o a las pocas horas.

Según la Declaración Pública sobre la Alergia a los Alimentos y la Anafilaxia de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI, por sus siglas en inglés), en torno a un 3 por ciento de la población española (1.330.000 personas) padece alergia a alimentos y, el mismo organismo indica que la evitación de alimentos puede generar efectos adversos físicos para las personas, ya que se pueden producir desequilibrios dietéticos.

El melocotón fue una de las primeras frutas con las que se describieron los síntomas de alergia a las proteínas LTP. (Foto: Getty)

Además, según el informe Alergológica 2015 de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), la alergia a las frutas ha aumentado un 34 por ciento en 10 años, convirtiéndose en la causa más frecuente de alergia a alimentos en nuestro país, seguida de los frutos secos.

En dicho informe, se indica que casi el 60 por ciento de las reacciones alérgicas inducidas por frutas se debe a una proteína transportadora de lípidos llamada LTP, que se encuentra en el reino vegetal.

Esta proteína se caracteriza por su alta resistencia a las enzimas digestivas y al aumento de temperatura, por lo que adquiere la capacidad de sensibilizar directamente por vía digestiva.

Normalmente las reacciones alérgicas producidas por LTP son sistémicas y graves:

  • Síntomas gastrointestinales

  • Náuseas

  • Vómitos y diarrea

  • Urticaria generalizada o por contacto

  • Asma grave e incluso anafilaxia

En concreto, la alergia a alimentos es una de las causas más frecuentes de anafilaxia. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los síntomas sistémicos son precedidos del síndrome de alergia oral (SAO), caracterizado por síntomas localizados en boca y garganta como cosquilleo, hormigueo e inflamación de labios, irritación de garganta.

Cerca de 1.330.000 personas padecen alergias a alimentos en España, según datos de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica. Estos serían algunos de lo más comunes. (Foto: Getty)

Cómo tratar las alergias a las LTP

Hasta hace poco tiempo, en alergología, la única recomendación era evitar los alérgenos responsables, a pesar de que, para los pacientes y su entorno, esta medida supone un trastorno psicosocial, además de un posible déficit nutricional en aquellos casos en los que hay varios grupos de alimentos implicados.

Otra de las sugerencias que hacen los alergólogos es la inmunoterapia sublingual específica, indicada en general en la alergia al melocotón, frutas rosáceas (manzana, albaricoque, cereza, ciruela, fresa…) y otros alimentos de origen vegetal como frutos secos (nueces, avellanas…), leguminosas (cacahuete, lentejas…), tomate, lechuga, espárragos, naranja, maíz…

Pero lo último para combatir estas alergias es recurrir a variantes hipoalergénicas de dicha proteína que podrían usarse como vacunas. Por ejemplo, el tratamiento SLIT Melocotón, de ALK Abelló, ha mostrado eficacia sobre síntomas sistémicos y cutáneos, modifica la respuesta inmune y tiene un buen perfil de tolerabilidad además de haber demostrado un aumento de la tolerancia de otros vegetales.

Hay que recordar cada uno de nosotros tiene un nivel de tolerancia diferente a los alimentos y puede que lo que a uno nos siente mal a otro ni fú ni fá. Y es que hay muchos más alimentos que tienden a desencadenar el síndrome de alergia oral, según apunta el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología, como estos: manzana, almendras, zanahoria, apio, kiwi, pera, melón, naranja, plátano, pepino, semillas de girasol y zucchini (calabacín pequeño).

¿Tienes alguna alergia alimentaria? ¿Qué haces para evitar los síntomas?

También puede interesarte:

Cómo saber si eres celíaco antes de que aparezcan los primeros síntomas

Estos son los alimentos que más alergias producen

¿’Malabsorbedor’ que tolera la lactosa o un intolerante que la absorbe bien?

Lactosa, lactasa, glucosa, caseína… Desenredamos el lío de la intolerancia

Dolor de tripa: ¿es real o tiene 'cuentitis'?

¡Cambio de tercio! Ofrecer a tu bebé productos que contienen cacahuetes podría prevenir la alergia