'Frida Kahlo: alas para volar', la exposición que reivindica a la mexicana como pintora y no como icono

·7 min de lectura
Photo credit: Bettmann - Getty Images
Photo credit: Bettmann - Getty Images

"Todo es todo y uno. La angustia y el dolor, el placer y la muerte no son más que un proceso para existir". Esta frase es una de las muchas que se pueden leer en las paredes de las salas de la Fundación Casa de México en España (Alberto Aguilera, 20, Madrid) que, hasta noviembre, albergarán la exposición monográfica 'Frida Kahlo: alas para volar'.

Tal y como han destacado los responsables de la exposición, la muestra quiere alejarse de la Frida icono pop, de la Frida feminista, de la Frida inspiradora de mujeres, de la Frida cuya vida personal ha sido ampliamente aireada a modo de personaje del mundo del corazón... y centrarse solo y exclusivamente (que es mucho) en la Frida Kahlo artista. Es decir, redescubrirla más allá del producto de 'merchandising'.

'Frida Kahlo: alas para volar' supone la primera exposición monográfica en España de la artista mexicana en casi 40 años y reúne un total de 31 obras originales (en su mayoría lienzos, aunque también hay algún boceto a lápiz y una litografía, la única que hizo en su vida. Además, la muestra cuenta con algunas páginas de su diario personal y con 91 fotografías de diferentes etapas de la vida de la artista, obra de Manuel Álvarez Bravo.

La exposición quiere poner de manifiesto cómo contribuyó a la construcción de la identidad mexicana en su país, en la época posrevolucionaria, sobre todo a partir de su matrimonio con el también artista Diego Rivera, y su brutal manera de plasmar el cuerpo femenino, a través de cuadros que narran abortos, feminicidios... por los que nos invita a poner en duda estereotipos.

Photo credit: Fundación Casa México en España
Photo credit: Fundación Casa México en España

Las obras proceden de dos colecciones privadas, una de ellas de un coleccionista que quiere permanecer en el anonimato y otra, del Museo Dolores Olmedo. Olmedo fue una filántropa mexicana, mecenas y amiga de Diego Rivera, que atesora la mayor colección de obras de arte del matrimonio. Entre los cuadros más famosos que ya están en Madrid, destacan 'La columna rota', 'Diego y yo', 'Autorretrato con changuito', 'Mi nana y yo' y 'Hospital Henry Ford'.

La muestra quiere invitar al espectador a que entienda a Frida Kahlo en su valor artístico y la relacione con las experiencias vitales que vivía en cada momento. Así, descubrirá temas que la interpelaban ayer y que siguen presentes en la actualidad: el dolor, la muerte, la reivindicación de la mujer, la violencia de género, las relaciones de pareja, la maternidad, el cuerpo humano, la naturaleza, la herencia prehispánica y lo mexicano.

La exposición ocupa cuatro salas del centro y se divide en cuatro partes:

1) 'El retrato del otro: tradición y modernidad'

Es el primer bloque de la muestra y en él se pueden ver algunos de sus retratos más significativos. Nacida en 1907 en Coyoacán (Ciudad de México), sufrió poliomielitis a los 6 años, lo que le dejó una pierna más corta que otra y lo que le hizo una persona más fuerte, pues muchos se burlaban de ella.

Cuando estaba en la Escuela Nacional Preparatoria de la Ciudad de México (una de las 23 mujeres de un total de alrededor de 3.000 alumnos) conoció a Diego Rivera y además sufrió un trágico accidente que la mantuvo en cama largo tiempo. Ahí comenzó a pintarse a ella misma, a vecinos, a amigos... porque pasaba mucho tiempo sola.

Photo credit: Fundación Casa México en España
Photo credit: Fundación Casa México en España

En la exposición podemos ver el 'Retrato de Alicia Grande' (1927), que se considera su primera obra. También en este tramo conviene acercarse al 'Retrato de Eva Friedrich' (1931) y apreciar alguno de los rasgos que luego identificarán su pintura: el gusto por retratar personas de diversas procedencias, el mirar de frente (en la pintura clásica, las mujeres siempre miraban de lado), la cinta donde explica quién es el personaje (procedente de la cultura de los exvotos)...

En la misma sala, conviene acercarse al 'Retrato de la niña Virginia' (1929, donde ya vemos características de su obra, como el personaje humilde sentado en la silla típica, los colores mexicanos, la representación de lo mestizo... Seguro que también llamará tu atención el 'Retrato del difuntito Dimas', un retrato de un niño muerto, siguiendo la tradición típica de México (en España también se hacía), de fotografiar a los fallecidos de una forma hiperrealista.

2) 'Dualidad: vida en muerte'

La segunda sala aborda los ciclos de la naturaleza: vida-muerte, sol-luna, día-noche... y cómo fueron plasmados por Kahlo. En ella, se pueden ver algunos cuadros de contenido sexual, como 'Sol y vida', en el que las plantas toman forma fálica, de vaginas, espermatozoides, etc, o 'La flor de la vida', en la que se advierte una eyaculación.

Destaca en esta sala el 'Retrato de Luther Burbank' (1931), a un famoso y controvertido biólogo de su época, que aparece floreciendo de su propio cadáver; la litografía 'Frida y el aborto' (1932), la única de este tipo que hizo la artista y un curioso regalo de aniversario de boda que, bajo el título 'Diego y yo', enseña un cuadro en el que se ve una figura que es mitad Frida, mitad Diego Rivera, en un marco muy bonito, regalo de aniversario.

Photo credit: Fundación Casa México en España
Photo credit: Fundación Casa México en España

3) 'Las rotas: dolor y esperanza'

Pasamos a continuación a una de las salas más duras y a la vez, femeninas, feministas y humanas de la exposición. Alberga los cuadros más duros, en los que Kahlo nos habla de aborto, feminicidio, su adelgazamiento brutal fruto de la enfermedad que estaba sufriendo... Su cuerpo se convierte así en un campo de experimentación cultural y brutal, pero sin perder nunca la esperanza de seguir adelante, de sobrevivir a los padecimientos.

Es el momento de mirar atentamente la obra 'Hospital Henry Ford' (1932), así llamada porque al fondo de la pintura se ve la fábrica Ford de Detroit, donde la pareja vivía entonces. Es un lienzo pintado a raíz de su segundo aborto (tuvo tres), y en él vemos elementos como la sangre, el cuerpo de un bebé muerto, el caracol (que simboliza el paso lento de la vida), una máquina, una orquídea (que fue la flor que le regaló Rivera y que, a su vez, está relacionada con la esperanza)...

Otra obra sensacional es 'Sin esperanza' (1945), tremebunda, en la que vemos a una famélica artista siendo alimentada a través de un embudo y recibiendo alimentos de lo más peculiares; entre ellos, un cráneo de azúcar con su propio nombre. A su lado, 'Unos cuantos piquetitos' (1935), inspirada en la historia real de un hombre que asesinó con 20 puñaladas a su esposa y que, ante el juez, dijo: "Solamente le di a mi mujer unos cuantos piquetitos". La denuncia social contra la vulnerabilidad de la mujer es clara en esta sala.

Photo credit: Fundación Casa México en España
Photo credit: Fundación Casa México en España

4) 'Naturaleza viva' y cierre de la exposición

También en la tercera sala, se muestran algunos bodegones de naturaleza muerta (a pesar de lo que dice el título de esta sección) en los que Frida escogió algunos frutos tpicos de México pero de los que se puede deducir un mensaje sexual.

Tras un vídeo en el que podemos ver a Frida Kahlo con Trotsky (es conocida su militancia en el Partido Comunista de México) y en una tierna escena con Diego Rivera, llegamos al cierre de la exposición, donde podemos ver las imágenes de Manuel Álvarez Bravo, las páginas del diario personal de su autora y dos obras imperdibles: el conocidísimo 'Autorretrato con Changuito' (1945), en la que aparece Frida con las mascotas que convivían con ellos en la Casa Azul y la magnífica 'La columna rota', donde la mexicana pone de manifiesto su deterioro físico y emocional, pintándose en su extrema delgadez y sustituyendo su columna vertebral por una columna jónica rota en pedazos.

En definitiva, una de las grandes muestras artísticas de la primavera en Madrid que nos enseñan las múltiples facetas de una pintora que es más que el estampado de un 'tote bag'.

Información práctica

Nombre de la exposición: 'Frida Kahlo: alas para volar'

Sede: Fundación Casa de México en España (Alberto Aguilera, 20, Madrid).

Fechas: Hasta noviembre de 2022.

Precio: 15 euros entrada general; 7,50 euros, entrada reducida. Gratuidad en casos concretos. La recaudación va destinada a programas de becas para estudiantes mexicanos de estudios superiores.

Comprar entradas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente