Sebastian Stan juega con lo siniestro en la película más retorcida de Disney+

Los amantes del cine de terror estamos de enhorabuena. No solo porque próximamente llegará una de las grandes joyitas del género para 2022, X (29 de abril en cines españoles), sino porque Disney+ nos sorprende con la apuesta más siniestra entre sus estrenos recientes.

Les hablo de Fresh, una película donde Sebastian Stan pone todo el encanto y simpatía que lo coronaron como novio de internet a la orden de un cuento de precaución tan provocador como deliciosamente retorcido.

Sebastian Stan y Daisy Edgar-Jones en la película Fresh. Photo Courtesy of Searchlight Pictures. © 2022 20th Century Studios All Rights Reserved
Sebastian Stan y Daisy Edgar-Jones en la película Fresh. Photo Courtesy of Searchlight Pictures. © 2022 20th Century Studios All Rights Reserved

Después de ser testigos de su transformación física en Pam & Tommy interpretando al batería de Mötley Crüe, Tommy Lee, en la serie biográfica sobre la filtración del vídeo sexual con Pamela Anderson, el actor de 39 años se adentra en el mundo de las citas a ciegas añadiendo un peligroso psicópata a su filmografía.

La película nos presenta a Noa (interpretada por la estrella de Normal People, Daisy Edgar-Jones), una mujer soltera tan hastiada con las aplicaciones de citas que ya ni siquiera se esfuerza. Después de unas cuantas experiencias decepcionantes ha perdido la fe en el amor moderno, llegando a la conclusión de que es mejor estar sola que mal acompañada. Pero entonces conoce a Steve (Sebastian Stan) en un supermercado, un cirujano plástico simpático y espontáneo que no pierde el tiempo en pedirle su teléfono.

Noa enseguida se enamora de la idea de una historia de amor diferente y natural, sin medias tintas ni reglas modernas. Tras un par de citas la relación florece poco a poco, y a pesar de las reticencias de su mejor amiga al ver que el chico no tiene redes sociales, Noa acepta pasar un fin de semana con él fuera de la ciudad. Sin embargo, pronto descubre que las cirugías que asiste Steve van por otro camino y que su vida corre peligro.

Sebastian Stan y Daisy Edgar-Jones en la película Fresh. Photo Courtesy of Searchlight Pictures. © 2022 20th Century Studios All Rights Reserved
Sebastian Stan y Daisy Edgar-Jones en la película Fresh. Photo Courtesy of Searchlight Pictures. © 2022 20th Century Studios All Rights Reserved

Sin revelar spoilers del misterio que esconde Steve, solo diría que hay suficientes detalles como para provocar revoltijos a los estómagos más sensibles. Sin embargo, Fresh juega con la química entre sus protagonistas y la simpatía natural de Sebastian Stan para generar una receta tan sabrosa como retorcida. En resumen, el actor de Marvel se mueve por lo siniestro como pez en el agua mientras Daisy Edgar-Jones hace de lo mundano y cotidiano el brillo estelar de su personaje.

Fresh convierte el mundo de las citas modernas en fuente de entretenimiento para el género de terror, creando un cuento de precaución sobre las consecuencias y expectativas románticas que pueden surgir por culpa de la falta de conectividad natural del online dating. Así como la lección eterna de ‘nunca hables con extraños’. De esta manera, la película apuesta por el hastío natural de una decepción tras otra mientras recurre al concepto cinematográfico de “Chica Final” (o Final Girl en inglés) como trampolín para crear una película inteligente, política pero divertida. (El término ‘Chica Final’ se utiliza para referirse a películas donde una última mujer viva se enfrenta al villano de la trama, sobre todo en el cine slasher).

Fresh es tan sutil como cautivante porque gracias al uso de una narración ligera apoyada en el humor negro logra alivianar la siniestralidad de su historia, manteniendo el pulso de principio a fin y consiguiendo una mezcla tan sabrosamente aterradora como entretenida.

Fresh está disponible en la sección Star de Disney+ desde el 15 de abril.

Más historias que te pueden interesar: