Frank Sinatra y Ava Gardner: su alocado matrimonio supera cualquier película

Sus miradas se cruzaron por primera vez en los 40, se casaron en 1951 y su relación fue tan tormentosa como apasionada. Entre infidelidades, escándalos y tiros a media noche, Ava Gardner y Frank Sinatra se amaron con locura, literalmente.


(Original Caption) 1955-Reconciled? -- Filmdom's Stevenson supporters got a pleasant surprise last night (Mon.) when Frank Sinatra and Ava Gardner, reported separated, appeared together for the first time in more than a week, at a mammoth Stevenson rally at the Palladium. They have apparently patched up their domestic difficulities and Sinatra sang, "When You're Smiling, the Whole World Smiles With You." Miss Gardner introduced "my husband" to the rally audience as "a wonderful, wonderful man." Photograph dated 1955. BPA 2# 1423


Por todos era sabido en el Hollywood de la época que Frank Sinatra era un mujeriego sin freno alguno y, obviamente, Ava Gardner caería en sus redes dada su espectacular belleza. La pareja se conoció en un restaurante a principios de los 40 y desde que se miraron, saltó la chispa.

En aquel momento no pudieron consumar porque Ava era la esposa de Mickey Rooney sin embargo, Sinatra, con su descaro habitual, ya le hizo saber que ojalá la hubiese conocido antes que Rooney porqué así se hubiera casado con ella.

Los años pasaron y no se volvieron a encontrar, por el camino Mickey Rooney le fue infiel a Ava en muchas ocasiones y por eso ella sabía perfectamente lo que era sufrir por un marido que te engaña.

Ava se mudó a vivir a Sunset Towers, a un apartamento y junto a su mano derecha, su criada Reenie. Frank se compró el apartamento de al lado y, cuando se emborrachaba con sus amigos, la llamaba a gritos pidiéndole atención y saludándola.

Al final Ava Gardner le prestó la atención que Frank necesitaba y se besaron por primera vez, aunque, eso sí, Ava se sintió muy culpable dado que Sinatra estaba casado con su esposa Nancy Barbato con la que tenía tres hijos.

Como todo hombre infiel le aseguraba una y otra vez que ese matrimonio estaba acabado y que él no sentía nada por su mujer… pero no la dejaba. Aún así, Ava se convirtió en su amante más pasional y consiguió lo impensable, arrebatárselo a Nancy.

Según escribe Gardner en su propia biografía “My Story”: “Fue mágico. Nos convertimos en amantes para siempre, eternamente. Son palabras mayores, ya lo sé. Pero es que verdaderamente sentía que pasase lo que pasase siempre estaríamos enamorados. Y sabe Dios que pasaron cosas”.

Siguieron en la oscuridad hasta que una primera -y sonada- cita les catapultó sin desearlo a la vista pública. Los amantes quedaron en Palm Spring allá por 1949, ambos coincidieron en casa de un renombrado productor, Zanuck, y al final de la velada Frank Sinatra quiso llevar a Ava Gardner en su descapotable.

La actriz no llegó directamente a su casa sino que los dos, botella en mano en plena carretera, se detuvieron en la noche desértica a beber, reír, besarse y pegar tiros. Evidentemente esta última opción de disparar a farolas y al cielo hizo que los vecinos de la apartada zona llamasen a la policía.

Cuando las fuerzas del orden se personaron lo hizo también la prensa y su romance secreto se vio expuesto de tal manera que se lió un buen cristo. Ava reflexiona sobre ello: “Ahora, casi cuarenta años más tarde, puedo ser bastante racional al pensar en todo eso, incluso logro sonreír tristemente pensando en el jaleo que se armó, pero entonces me sentí profundamente herida y disgustada. Lo único que había hecho era enamorarme. Pero desgraciadamente, me había enamorado de un católico casado”.

A partir de ese momento todas las celebrities les señalaban, sobre todo a ella, por ese moralismo rancio e incluso le escribían cartas anónimas que empezaban con la desagradable frase ‘querida p*ta” que Ava recordó con mucho dolor durante décadas.


Frank Sinatra (1915-1998), US singer and actor, and his wife, US actress Ava Gardner (1922-1990), posing cheek-to-cheek in a studio portrait, against a white background, circa 1953. The couple were married in 1951 and divoced in 1957. (Photo by Silver Screen Collection/Getty Images)


Con todo el escándalo Nancy no pudo soportar la presión y emitió un comunicado de divorcio en 1950, eso les dio más libertad a Frank Sinatra y a Ava Gardner para preparar el día más feliz de su vida, su boda del 7 de noviembre de 1951.

Este día se vio empañado por la noche anterior en la que Ava recibió una carta completa y larga con todo lujo de detalles de una prostituta que le explicaba que mantenía una relación estable y paralela con Sinatra. Con todas las cosas que contaba, Ava le dio credibilidad y casi no se casa pero Frank, como siempre, consiguió convencerla.

Su matrimonio fue un desastre lleno de dañinos celos tóxicos, peleas, gritos, acusaciones y escenas en público debido a las ansias de ambos de control y poder sobre el otro. Se amaban, eso seguro, pero se amaban mal.

En una ocasión que Ava se enfadó con Sinatra, este fingió haberse pegado un tiro para que ella corriera a su lado y, al llegar y descubrir la mentira, él la convenció una vez más con su verborrea para que volviese a su lado.

Toda esta montaña rusa de sentimientos acabó por agotar a Ava que cogió un avión rumbo a Londres y más tarde a España dejando atrás su vida en Estados Unidos pero no su amor por Frank. Por aquel entonces, se llamaban de continente a continente pero ella cometió un error del que no se arrepiente: “Después de una de aquellas noches españolas románticas, llenas de estrellas, de baile y de copas, me desperté y me encontré en la cama con Mario Cabré”.

Él, orgulloso de su hazaña, se lo contó a todo el mundo y la noticia llegó al otro lado del charco así que Sinatra se presentó en Barcelona para ver qué estaba pasando. Al constatar la situación Gardner le aseguró que fue cosa de una noche pero, él jamás se lo perdonó del todo.

Ava abortó dos veces de Frank porqué pensaba que no podía dedicarle el tiempo necesario a un bebé, en su libro recoge: “Alguien debió de decirle lo que yo estaba haciendo, porque mientras vivía jamás olvidaré el momento en que me desperté después de la operación y vi a Frank sentado a mi lado con los ojos llenos de lágrimas. Pero creo que hice bien. Todavía creo que hice bien”.

A raíz de estos episodios, de sus peleas constantes y de algunos fracasos profesionales de ambos, en 1953 se publicó el comunicado de su separación oficial. Frank intentó cortarse las venas tras una sobredosis de pastillas pero, afortunadamente, no lo consiguió.

El romance intenso y peligroso de Frank Sinatra y Ava Gardner nunca murió del todo, siguieron teniendo relación para el resto de sus días y su amor, fue leyenda para bien y para mal. ¿Conocías estos detalles de su sonada historia? ¿Crees que su relación fue viviendo la vida a tope o más bien muy tóxica para ambos?