Frank Cuesta nos habla sobre la enfermedad que padece desde hace años

Por Daniel I. Carande. Fotos: Gema Checa
Photo credit: Gema Checa

From Diez Minutos

  • Frank Cuesta ha estrenado una nueva edición de su programa en DMax.
  • En ella hace un emotivo homenaje a Féliz Rodríguez de la Fuente.

El domingo 8 de marzo se estrenó la primera entrega de 'Wild Frank. El legado de Félix' coincidiendo con el 40 aniversario de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente. Frank Cuesta creció con sus documentales, que marcaron a una generación de nuestro país en defensa de los animales.

Este programa es un homenaje a Félix, ¿eras de esos niños que crecieron con él?

En aquella época sólo había dos canales y yo esperaba a que llegara el viernes para ver a Félix. Era increíble.

¿Gracias a Félix descubriste tu vocación?

No. Descubrí que me gustaban los animales. Me fui a Estados Unidos, con trece años, para jugar al tenis y yo le daba de comer a los caimanes. ¡Todos los que nos dedicamos a los animales estamos zumbados!

Photo credit: Gema Checa

¿Cuál va a ser la próxima entrega de 'Wild Frank'?

Ya estamos grabando, va a tratar sobre la berrea.

¿Por qué siempre buscas temas polémicos?

Porque nos gusta que nos den por... En España no hay libertad de expresión. Willy Toledo puede ser uno de los tíos que peor me caen, pero veo ridículo que le lleven a juicio por dar su opinión. Está todo politizado, hasta los animales y la naturaleza.

Se habla mucho del cambio climático.

Si la salvadora del planeta es una niña que le dice a la gente que no hay que ir al colegio y es pedir y pedir... Es que yo no la he visto recoger un papel del suelo. Si en lugar de hacer eso, se enseña a reciclar o a recoger mierda de las playas o de los ríos... No se puede usar la naturaleza como arma política.

La grabación de este programa ha coincidido con el bache que has pasado en tu enfermedad.

Sí. Yo llevo 16 años con esto. Al principio me llevé un palo muy grande, pero luego te das cuenta de que te puedes quedar en casa y llorar de la pena o pelear. No tengo miedo.

¿No te gusta decir el nombre de la enfermedad?

No es por miedo, simplemente no me gusta. Es una enfermedad de la sangre y se entiende. Es un tratamiento largo. Puedo decir cáncer o leucemia, pero es que me da igual. Al final del día estás malo y ya está.

¿Alguna vez has querido tirar la toalla?

¿Para qué? Para eso te mueres y te pegas un tiro. No, porque tengo hijos. Si no los tuviera, sería otra historia. Tengo una familia y mucha responsabilidad. Quiero que se mueran todos antes, yo no. Si viviera en Madrid, me compraría el 'ABC' para leer quién se ha muerto. Yo no me quiero morir.

Photo credit: Gema Checa

Hace unos meses rehiciste tu vida sentimental.

Ya no tengo novia. Tengo tres hijos y su madre está en la cárcel. Cuando salga, voy a estar con ella y con mis hijos. Rehacer mi vida sentimental es un imposible.

Creías que Yuyee saldría de la cárcel a finales de 2019...

Sí, y espero que sea en 2020. Estamos en juicio y la cosa va muy lenta. Allí no hay reducción de condenas. Estamos intentando todo lo posible legalmente, porque ilegalmente se podría haber hecho...

¿Cómo están tus hijos?

Muy bien. A mi hijo Zape le ha fichado el Alcorcón, y eso que yo odio el fútbol.

Estefanía, el amor que no pudo ser

Hace más de cinco años que Frank se separó de su mujer, Yuyee Alissa, el mismo año en el que la condenaron a quince de prisión en Tailandia por tráfico de drogas. Pese a estar separados, Frank considera injusta la condena y lucha por liberar a la madre de sus hijos Zape, Zorro y Zen.

El año pasado intentó rehacer su vida sentimental con Estefanía Royal, una bailarina afincada en Bangkok que colaboraba en los proyectos animalistas de Frank. No ha podido ser: pusieron punto y final a su historia de amor el pasado mes de noviembre.