Francisco Rivera presume de su hijo Curro, 'el bebé que susurraba a los caballos'

HOLA.COM

A Francisco Rivera no le gustaría que su hijo pequeño, Curro, que vino al mundo el pasado 9 de enero tras un parto natural, fuese torero. Lo ha dejado claro ya alguna que otra ocasión, en la que ha sido preguntado sobre si quería que su benjamín heredara su gran pasión. "En mi familia hemos entregado nuestra vida al toro. No me gustaría que mi hijo se entregara a este mundo. Es una profesión muy bonita, pero es la más dura y sacrificada. No me gustaría ver a mi hijo jugarse la vida delante de un toro, pero si él lo elige, le ayudaré. Si a mí no me gusta, a Lourdes imagínate, ella se muere", explicó recientemente. Sin embargo, eso no impide que el diestro quiera inculcar a su pequeño todos los valores que rodean el mundo taurino, entre ellos el cuidado de los caballos y el respeto a la naturaleza.

VER GALERÍA

Francisco Rivera y su hijo Curro

Eso es precisamente lo que ha hecho este lunes. Para ello ha buscado ayuda en uno de sus amigos más incondicionales: su caballo Sensei. A él ha recurrido Francisco Rivera para enseñarle a Curro lo importante que es el amor por el medio ambiente y, en concreto, por los animales. Y eso que, tal y como ha comentado el marido de Lourdes Montes, el equino no termina de relajarse junto al carrito del bebé. "Sensei no se fía... Y hace bien!! jajaja", escribía el torero hace apenas unos minutos junto a una bonita instantánea tomada al aire libre y en la que aparecen el caballo y el pequeño Curro.

Sentado en su carrito, el niño intenta alcanzar a Sensei mientras estira el brazo, pero no lo consigue. La escena bien podría recordar a la película 'El hombre que susurraba a los caballos', solo que en esta ocasión el protagonista no es ningún hombre, sino un bebé de 10 meses que, desde que nació, ha hecho las delicias de toda su familia: sus padres, Francisco y Lourdes, y sus hermanas, Cayetana -hija de Francisco y de Eugenia Martínez de Irujo- y Carmen -fruto del matrimonio entre Francisco Rivera y Lourdes Montes-.

VER GALERÍA

Francisco Rivera y su hijo Curro

Francisco Rivera ha unido así dos de sus cuatro grandes pasiones -los toros, los caballos, las artes marciales y su familia-. Y es que adora disfrutar al aire libre, en el campo y en plena naturaleza, y si es junto a los suyos y a caballo, mucho mejor. Es justo lo que hicieron el pasado fin de semana en Sevilla, cuando el torero inmortalizó a sus dos hijas convertidas en perfectas amazonas mientras paseaban a lomos del equino. Este lunes, le tocaba el turno al benjamín de la familia, que todavía es muy pequeño como para montar a caballo. Aunque no es de extrañar que dentro de poco le veamos cabalgar y sumarse así a uno de los planes de los que más disfrutan los Rivera Montes.

Loading the player...

Francisco Rivera y Lourdes Montes presentan a su hijo Francisco