Francisca González evidencia cómo se buscan la vida los reporteros de TVE

·7 min de lectura

Por Lucas Ferreira.- Hace tan solo un par de meses, cuando la toma de poder del Talibán en Afganistán se apoderaba de la actualidad internacional, la periodista de TVE Anna Bosch, exponía en redes sociales las condiciones precarias en que trabajan los enviados especiales de TVE justo cuando el mundo aplaudía y comparaba el trabajo de la corresponsal de CNN. 

Ahora nos toca centrar la mirada más cerca de casa, precisamente en la cobertura de la erupción del volcán de Cumbre Vieja y en Francisca González, reportera de TVE, con una trayectoria de dos décadas en la cadena pública, que mientras nos cuenta la actualidad ante la cámara, relata a través de su cuenta en Twitter cómo con esfuerzo e ingenio se buscan la vida los enviados especiales de la cadena.

Por ejemplo, recurriendo a una iglesia local como refugio próximo y trabajando in situ con una aspiradora de mano para evitar que la óptica de sus cámaras se estropee por culpa de la ceniza.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Es más, se buscan tanto la vida que hasta utilizan chaquetas y lo que encuentran para proteger los equipos esenciales de su trabajo.

Lo cierto es que ya desde su primer día haciendo su cobertura, a mediados de septiembre, Francisca comenzó a retratar en su perfil el backstage de su labor. En esa jornada inicial contó cómo pasó hasta 12 horas en el punto de directo y que sólo abandonó cuando se les agotaron las baterías que llevaban, incluidas las de repuesto. 

Mensaje, en el que, además, recordaba que la suya no es una tarea individual, sino en equipo, destacando especialmente el papel de los cámaras y subrayando que lo que estaban haciendo entre todos era “servicio público”. Un deber que tiene muy asumido, motivo por el que en 2018 se propuso como integrante del Consejo de Administración de RTVE, aunque después no fue designada para este puesto.

Uno de los aspectos más curiosos, en este sentido, ha sido el contar con un lugar de lo más peculiar, la parroquia de El Paso, para organizar la producción de todo su trabajo. Ni oficina especial ni nada. Una aparente justeza de medios que, aunque en un escenario muy diferente, recuerda a lo comentado por Anna Bosch.

Allí buscan refugio, comen, guardan sus pertenencias, cargan móviles y baterías. En resumen, se las arreglan como pueden bajo el cobijo del párroco local.

No cabe duda que la cobertura de un suceso extraordinario es una prueba de fuego para comprobar la profesionalidad de todo periodista, así como el compromiso con el rigor y la verdad del medio de comunicación en el que trabaja. Y la erupción del volcán de La Palma está siendo un claro ejemplo de ello, sirviéndonos para diferenciar entre quienes tienen como prioridad el hecho de informar, dando a conocer la realidad y las implicaciones de lo que está sucediendo, y quien tiene como prioridad impactar o poner como objetivo principal su protagonismo en la cobertura. 

Entre los segundos, hemos visto a reporteros innecesariamente imprudentes y a presentadores, como Susana Griso, que se saltaban controles que sí respetaban otros colegas a cambio de conseguir una imagen inédita y supuestamente más valiosa. Sin embargo, siempre hay nombres que de manera discreta, y con un trabajo eficiente y continuado, demuestran estar al servicio de lo que verdaderamente importa, de la obtención de datos que nos ayuden a comprender lo que está ocurriendo. Ese sería el caso de Francisca.

La cobertura que TVE está realizando de este evento natural forma parte de su deber como servicio público, lo que está llevando a que Francisca intervenga en cuanto programa haga falta, ya sean los telediarios de La 1, los informativos del Canal 24 horas o desconexiones regionales como con la que dejó con la boca abierta a la mismísima Gemma Nierga. Esta, desde el estudio del matinal “Cafè d’idees” que solo se emite para Cataluña, le preguntó por la situación en la isla y cuando Francisca le respondió en catalán, su cara no dejó duda alguna del asombro que le causaba no solo que hablara este idioma, sino la soltura con lo que lo hacía, a lo que Francisca respondió que “hablo catalán canario, estudié la segunda carrera en Cataluña”.

Un saber hacer que prolonga lo que Francisca lleva haciendo a lo largo de todas estas semanas, antes incluso de que la lava comenzara a surgir de la tierra. La espontaneidad de su reacción ante el temblor generado por uno de los terremotos que tuvo lugar en las horas previas a que el domingo 19 de septiembre el magma hiciera acto de presencia a las 14:10 en Cumbre Vieja, es ya uno de los momentos que mejor simboliza cómo se vivía la incertidumbre ante el desconocimiento de lo que estaba por venir.

A su vez, resulta muy interesante tener en cuenta lo que va contando en la red social de los 280 caracteres, donde cuenta con casi 5.000 seguidores. Por ejemplo, Francesca comparte a diario imágenes “en bruto” de la situación que le rodea, haciendo que su labor y la de sus compañeros resulta más impactante todavía.

Además, gracias a algunos de sus compañeros también hemos conocido más detalles sobre las circunstancias en que se desarrolla un directo. Con anécdotas tan curiosas como descubrir que mientras habla a la cámara en un plano medio cuenta con un amigo perruno que nosotros no llegamos a ver. Un perro que no saben si ha sido abandonado o se ha perdido, y al que han adoptado dándole el nombre de Vulcano.

Sin dudas, el trabajo que Francesca González está desempeñando para TVE en la isla de La Palma desde hace semanas es un claro ejemplo de lo que ha de ser una cobertura continuada en directo -combinando tanto los cauces oficiales como la informalidad de las redes sociales- con el fin de que conozcamos la verdadera dimensión de lo que está sucediendo. Lecciones de una periodista, también licenciada en Estudios de Asia Oriental, que además de reportera ha sido también guionista, presentadora y enviada especial en destinos como el sudeste asiático.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente