Francia | Grenoble despenaliza el uso del "burkini" en sus piscinas públicas

·1 min de lectura

La ciudad francesa de Grenoble autorizó este lunes el uso del llamado "burkini" en las piscinas públicas, reavivando uno de los debates más polémicos de Francia sobre la vestimenta religiosa.

El alcalde de Grenoble, Eric Piolle, ha defendido la medida, pero se ha topado con una feroz campaña de oposición.

"Decidimos abandonar juntos esta sesión, porque, como señalaron los miembros de la mayoría, no era legítimo que el alcalde tomara esa decisión. Porque está claramente favorecido por la minoría aquí, y también está apoyado por una minoría de residentes de Grenoble", expresó Alain Carignon, concejal opositor a la aprobación del "burkini", mientras abandonaba el Ayuntamiento con otros miembros del Consejo en señal de protesta.

La cuestión de la vestimenta para la piscina toca temas muy sensibles en Francia, como el temor a la influencia del Islam y las amenazas al apreciado laicismo del país.

Los intentos de varios alcaldes locales del sur de Francia de prohibir el burkini en el verano de 2016 desencadenaron la primera tormenta en torno al uso del bañador.

Las normas, introducidas tras una serie de atentados terroristas en Francia, fueron finalmente anuladas por ser discriminatorias.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente