Consejo Constitucional francés aprueba el pase de vacunación para acceder a sitios públicos

·2 min de lectura

La mayor parte del proyecto de ley impulsado por el presidente Emmanuel Macron, que exige un pase de vacunación contra el Covid-19 para poder acceder a lugares públicos, fue respaldado este 21 de enero por el Consejo Constitucional. Sin embargo, no será requisito para ingresar a mítines políticos. La iniciativa supera así la última etapa de su ratificación tras ser aprobada el pasado domingo en el Parlamento.

Francia termina de allanar el camino para que la exigencia del pase de vacunación empiece a regir desde el próximo 24 de enero.

El Consejo Constitucional aprobó el certificado que requerirá a los mayores de 16 años contar con el esquema completo de inmunización contra el Covid-19, incluidas las vacunas de refuerzo, para ingresar a lugares públicos como bares, restaurantes y cines.

De esta manera quedó avalada una de las órdenes más controvertidas del proyecto de ley: la autorización a administradores de bares y restaurantes para que verifiquen la identificación de una persona junto al documento de inoculación, con el fin de frenar falsificaciones o certificados pertenecientes a un tercero.

Sin embargo, el organismo rechazó que el pase de vacunación deba ser presentado por quienes participen de mítines políticos como proponía la iniciativa de ley, y a menos de tres meses para las elecciones presidenciales.

Según el Consejo, tal disposición afectaría la libertad de los ciudadanos para compartir puntos de vista y opiniones.

El nuevo certificado reemplazará el actual pasaporte sanitario, por lo que ya no será admitida una prueba de detección del virus o un comprobante de haber estado contagiado recientemente.

Mayor presión para quienes se oponen a las vacunas

La nueva medida es parte del impulso del presidente Emmanuel Macron para hacerle la vida lo suficientemente difícil a la minoría de la población de su país que se rehúsa a los fármacos.

A principios de enero, el mandatario francés arremetió contra los llamados antivacunas y con un comentario sarcástico señaló que pretendía “molestar” a quienes no se han aplicado las inyecciones contra el nuevo coronavirus.

El pase de vacunación motivó mayores protestas contra las restricciones relacionadas para frenar la pandemia, pero el proyecto continuó su avance en el Legislativo en momentos en que el Gobierno está decidido a mitigar los contagios que han marcado nuevos récords en su país.

En medio de la propagación de la variante Ómicron, mucho más transmisible que otras como Delta, Francia reportó más de 425.000 nuevos diagnósticos positivos este 21 de enero.

Las autoridades sanitarias aseguran que la gran mayoría de los pacientes con Covid-19 en cuidados intensivos son personas que no se han vacunado.

Con Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente