No solo la falta de calcio en tu dieta provoca fracturas de cadera: hay otro nutriente clave

·5 min de lectura
Una dieta basada en plantas podría ser buena para la salud en general, así como para el planeta, pero los científicos advierten que las mujeres vegetarianas son más susceptibles a las fracturas de cadera en el futuro que aquellas que comen carne y pescado con regularidad. (Foto: Getty)
Una dieta basada en plantas podría ser buena para la salud en general, así como para el planeta, pero los científicos advierten que las mujeres vegetarianas son más susceptibles a las fracturas de cadera en el futuro que aquellas que comen carne y pescado con regularidad. (Foto: Getty)

Las decisiones que tomamos sobre nuestro estilo de vida pueden marcar nuestro estado de salud en la vejez y tener consecuencias a largo plazo. Así lo confirma un estudio del Reino Unido que revela las mujeres vegetarianas tienen más probabilidades de sufrir fracturas de cadera en la vejez que las que comen carne con frecuencia.

Las razones del mayor riesgo no están claras, pero los investigadores sospechan que algunos vegetarianos pueden no obtener suficientes nutrientes para una buena salud ósea y muscular, y con la edad esto los hace propensos a caídas y fracturas.

“El mensaje para los vegetarianos es que no renuncien a su dieta, porque es saludable para otras cosas y respetuosa con el medio ambiente, pero deben tener cuidado y asegurarse de planificarla bien para no perder los nutrientes que excluyen cuando no comen carne. o pescado”, explica a The Guardian el doctor James Webster, investigador de la Escuela de Ciencias de la Alimentación y Nutrición de Leeds.

El estudio analizó la posible relación entre el riesgo de fractura de cadera según el tipo de alimentación llevada a cabo: carnívoros ocasionales (flexitarianos), pescetarianos o consumidores de pescado pero no de carne, vegetarianos y carnívoros habituales.

Para ello, recopilaron datos mediante un cuestionario de frecuencia alimentaria validado y realizaron registros de salud y dieta de más de 26.000 mujeres; y descubrieron que durante un período de aproximadamente 22 años, las mujeres vegetarianas tenían un tercio más de probabilidades de romperse la cadera que las que comían carne con regularidad.

En concreto, los datos revelaron que de 26.318 mujeres de 35 a 69 años, el 3 por ciento (822 casos) sufrieron fracturas de cadera en un período aproximado de 22 años. Alrededor del 28 por ciento de las mujeres eran vegetarianas y el 1 por ciento eran veganas.

Las participantes en el estudio tenían un índice de masa corporal (IMC) más bajo que los consumidores regulares de carne, una ingesta más baja de proteínas y una ingesta más baja de vitamina D, "todos los cuales son factores de riesgo potenciales de fractura de cadera", añade el Webster.

Tras ajustar factores como tabaquismo y edad, entre otros, los vegetarianos fueron el único grupo de dieta con un riesgo significativamente superior para acabar sufriendo fractura de cadera. Presentaban hasta un 33% más de riesgo en comparación con los consumidores de carne habituales.

Las dietas vegetarianas a menudo se consideran más saludables que las dietas que contienen carne, y se considera que pueden reducir el riesgo de diabetes, obesidad, enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. Pero el estudio publicado en BMC Medicine destaca la importancia de una dieta equilibrada independientemente de lo que coma la gente.

"Es probable que los vegetarianos, por una razón u otra, y potencialmente debido a la menor ingesta de nutrientes importantes, tengan huesos más débiles y menor masa muscular y ambas cosas predisponen a las personas a las fracturas de cadera", advierte Webster.

Sin embargo, insiste en que este trabajo ha pone de manifiesto “la posible preocupación por el riesgo de fractura de cadera en las mujeres que siguen una dieta vegetariana, pero no se trata de advertir a la gente que abandone las dietas vegetarianas". Al igual que con cualquier dieta, "es importante comprender las circunstancias personales y los nutrientes necesarios para un estilo de vida saludable y equilibrado”, matiza el experto.

Alrededor del 90 por ciento de las fracturas de cadera están relacionadas con caídas, que son más comunes en las personas mayores, que tienden a ser más frágiles y tienen huesos más débiles. Pero las fracturas a menudo pueden provocar una mayor fragilidad, lo que aumenta el riesgo de más caídas y una mayor fragilidad. Una cosa lleva a la otra y viceversa. Como una pescadilla que se muerde la cola.

Quizás lo veas lejos o creas que no es un problema global, pero te equivocas. El 22,5 por ciento de las mujeres y el 6,8 por ciento de los hombres mayores de 50 años tienen osteoporosis en nuestro país. Afecta a 3 millones de personas y se relaciona con unas 330.000 fracturas cada año en España.

Las principales complicaciones de esta patología crónica muy prevalente y ligada al envejecimiento y la fragilidad son la fractura vertebral (la más frecuente) y la fractura de cadera (la más grave). La incidencia de la fractura osteoporótica de cadera se sitúa en 7 casos por cada 1.000 habitantes mayores de 65 años en España. Aunque los varones están menos expuestos a ella, si la padecen lo hacen generalmente de forma más grave y suelen sufrir fracturas a edades más avanzadas

Los investigadores sospechan también que los vegetarianos tienen más probabilidades de tener bajo peso que los carnívoros, y que además de tener huesos y músculos más débiles, también pueden tener menos grasa, lo que puede actuar como un amortiguador cuando las personas se caen.

Este hallazgo confirma los resultados de trabajos anteriores en los que se descubrió que, en comparación con los carnívoros, los vegetarianos tenían un 25 por ciento más de riesgo de fracturas de cadera, con un riesgo incluso alto para los veganos a los 31 años.

“Las dietas vegetarianas pueden variar mucho de una persona a otra y pueden ser saludables o no, al igual que las dietas que incluyen productos animales”, aclara Webster. “Es preocupante que las dietas vegetarianas suelen tener una menor ingesta de nutrientes que están relacionados con la salud ósea y muscular. Este tipo de nutrientes suele ser más abundante en la carne y otros productos animales que en las plantas, como las proteínas, el calcio y otros micronutrientes”.

Por ejemplo, los vegetarianos que incluyen leche, huevos, queso o yogur en su dieta generalmente pueden obtener los nutrientes necesarios. Pero según a la vista de las evidencias, los expertos creen probable que "los veganos se queden cortos en los nutrientes antes mencionados, así como en otros que incluyen a las vitaminas B esenciales, el hierro y el zinc, si no piensan mucho en sus elecciones de alimentos".

Las dietas basadas en plantas se han relacionado con una mala salud ósea, pero ha habido una falta de evidencia sobre los vínculos con el riesgo de fractura de cadera. Este estudio es un paso importante para comprender el riesgo potencial que podrían presentar las dietas basadas en plantas a largo plazo y lo que se puede hacer para mitigar esos riesgos.

No obstante, los autores señalan que “se necesitan más investigaciones para confirmar posibles resultados similares en los hombres. Es necesario conocer mejor el papel del peso corporal e identificar las razones de los diferentes resultados en los vegetarianos y los consumidores de carne”.

Mientras se van resolviendo estas dudas, para reducir este riesgo, se recomienda a quienes sigan una alimentación basada en plantas que tomen cereales fortificados con hierro y vitamina B12, además de asegurarse de obtener suficiente proteína aumentando la ingesta de alimentos como nueces, legumbres y frijoles.

La soja, los garbanzos, algunos tipos de alubias, los pistachos, la quinoa, las semillas de cáñamo o el amaranto tienen “proteínas completas" y también pueden ayudar a equilibrar este tipo de dietas.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: El secreto de la anciana de 90 años que se ha vuelto viral al aparentar 30 años menos

El truco para medir tu masa muscular y sus implicaciones para la salud

La restricción calórica puede agregar años saludables a tu vida

Los platos que aportan una fuente de proteína completa (y no llevan carne)