Fracasó la paritaria del personal de seguridad y habrá medidas de fuerza: qué sueldo reclaman

El proceso inflacionario continúa afectando las negociaciones salariales. En ese marco, la conducción nacional de la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA) realizó una movilización hacia la sede del ministerio de Trabajo (avenida Callao al 100) en respaldo a las negociaciones salariales que se desarrollaban entre sus miembros paritarios y los representantes de la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (CAESI).

Ante el fracaso de las negociaciones, el sindicato dispuso el estado de alerta y movilización, al tiempo que anunció medidas de fuerza sorpresivas que podrían afectar desde entidades bancarias hasta droguerías.

La UPSA, que encabeza Ángel García, advirtió las protesta serán "en distintos objetivos de las empresas agrupadas en la CAESI" y que la modalidad tendrá que ser con la decisión tanto de los cuerpos de delegados como del propio sindicato.

La reunión en las oficinas de la cartera laboral entre los dirigentes gremiales y los empresarios duró más de dos horas, mientras afuera se desarrollaba una ruidosa y nutrida manifestación de los trabajadores en apoyo a la Comisión Directiva de la UPSRA. Según fuentes gremiales, las patronales se negaron a autorizar un salario básico de 157.000 pesos antes de fin de año.

Fracasó las paritarias: gremio pide que "reflexionen"

El sindicato exhortó a los empresarios a que "reflexionen y dejen de lado sus posturas intransigentes a la hora de recomponer los salarios por la inflación", advirtiendo que "no vamos a avalar que los ingresos de los trabajadores y trabajadoras de nuestra actividad queden por debajo de la línea de la pobreza". Asimismo, recordó que "como muchas actividades hermanas, el personal de seguridad privada fue esencial durante la pandemia, exponiendo una vez más sus vidas ante un enemigo invisible".

Según explicaron voceros de la UPSRA, el reclamo es establecer un salario básico de 137.000 en octubre; 147.000 en noviembre y 157.000 en diciembre, subrayando que "como una actividad estratégica, estamos solicitando un ingreso acorde a la realidad, considerando que estamos por llegar a una inflación cercana al 100%".

El reclamo es establecer un salario básico de 137.000 en octubre

Vale recordar que la paritaria, el gremio y las patronales sellaron una mejora del 85,71 por ciento en cinco tramos. En la reapertura, la UPSRA reclamó que se adelanten las cuotas teniendo en cuenta el creciente costo de vida, que hasta agosto casi llegó al 60 por ciento y el septiembre se estima que rondará un 7 por ciento.

Revisión del acuerdo de sueldo

Según el acuerdo firmado, con los salarios de octubre los vigiladores y custodios cobrarán un aumento del 14,12 por ciento, llevando el salario conformado a $108.900. La suba se hace efectiva a través de una suma no remunerativa de $9.900 que pasará al básico en enero próximo. En julio pasado los trabajadores de la actividad había percibido un 13%, y en mayo, casi un 29%.

De la citada paritaria 2022-2023 firmada en mayo aún restan dos cuotas (enero y abril de 2023), que hoy son el objeto de la negociación que fracasó en la audiencia del ministerio de Trabajo.

Los voceros consultados por iProfesional explicaron que "los empresarios parece que no tienen en cuenta la situación de su personal, que viene muy castigado y necesita un reconocimiento a su tarea", agregando que "no podemos esperar más porque con estos ingresos y esta inflación apenas podemos llegar a mitad de mes".

En tanto, desde la cartera laboral indicaron que continuarán monitoreando el conflicto y, en caso de aplicarse medidas de fuerza que afecten diversas actividades, dictarían en las próximas horas la conciliación obligatoria con el propósito de encaminar las negociaciones que, hoy por hoy, están empantanadas.