FOTOS I Los túneles de desinfección para personas en un supermercado francés para frenar el coronavirus

TresB

La propagación del coronavirus por el mundo ha provocado cambios significativos en el día a día de las personas. El uso de la mascarilla o la utilización de geles desinfectantes ahora ocupan un lugar importante en las rutinas de las sociedades. El objetivo es frenar los contagios.

Un supermercado de Ajaccio (Córcega, Francia) ha ido un poco más allá y ha instalado dos túneles de desinfección para sus clientes. Cada uno de ellos cuesta 9.500 euros (sin impuestos) y son similares a los característicos arcos de detección de metales.

Actúan en tres niveles: primero por ultrasonido, luego por luz ultravioleta y finalmente nebulizan una solución hipoclorosa. Después de pasar por todo el proceso, hay garantía de que se ha producido la desinfección de cualquier microbio, bacteria o virus.

Aunque ya se habían utilizado túneles de desinfección para carritos, es la primera vez en Francia que los clientes tienen son directamente los desinfectados. El mecanismo es útil para luchar contra el virus, pero los clientes deben seguir usando mascarilla en el establecimiento.

Más historias que te pueden interesar: