FOTOS I De víctima de un ataque de ácido que la dejó ciega a modelo de pasarela

TresB

Hace 10 años Masoumeh Ataei, una mujer iraní de 37 años sufrió un ataque de ácido a manos de su suegro debido a que se iba a divorciar. Sufrió quemaduras en la cara, el cuerpo y las manos y perdió la vista. Su vida se derrumbó, pero una década después vuelve a mostrarse esperanzada.

Lo más difícil durante todo este tiempo fue aceptarse a sí misma, ya que esta joven, que en el momento del ataque tenía un niño de dos años, decidió aislarse y rechazó relacionarse o tener pareja. Ahora el mundo del modelaje le ha cambiado la vida.

Desde hace un tiempo se dedica a posar con trajes tradicionales iraníes, una práctica que la ha ayudado a normalizar su nuevo aspecto. Esta industria no es reconocida en el país y los profesionales lo tienen complicado para dedicarse a ella.

Los ataques con ácido todavía se siguen produciendo en Irán y más del 50% de las víctimas son mujeres. Desde 2019 el Parlamento del país castiga con más dureza estos delitos y protege a las víctimas, pero aún queda un largo camino que recorrer.

Más historias que te pueden interesar: