1 / 21

Conmemoración del armisticio

La reina Isabel II presidió este domingo en Londres la ceremonia de conmemoración del armisticio que puso fin a la Primera Mundial, el 11 de noviembre de 1918, en la que participaron otros miembros de la monarquía y los líderes de los partidos políticos. Meghan escogió para la ocasión un abrigo largo en color negro de Stella McCartney con cuello de solapas y cinturón oscuro. Según Hola es elección muy distinta a la que llevó en esta ceremonia el pasado año: "La hebilla de este complemento, redonda y plateada, es el único detalle que rompe con el efecto monocolor, además de la simbólica amapola que la duquesa de Sussex lleva en la solapa. Para completar el vestuario se ha decantado por un sombrero de ala ancha rematado con un discreto lazo en la parte superior"(AP Photo/Matt Dunham)

FOTOS | Meghan y Kate se unen a Isabel II en el homenaje a los caídos en las guerras mundiales

Londres, 10 nov (EFE).- La reina Isabel II presidió este domingo en Londres la ceremonia de conmemoración del armisticio que puso fin a la Primera Mundial, el 11 de noviembre de 1918, en la que participaron otros miembros de la monarquía y los líderes de los partidos políticos.

En el llamado "Domingo del recuerdo", que se celebra en el domingo más cercano al 11 de noviembre, los representantes de la vida pública guardan dos minutos de silencio y depositan una corona de amapolas ante el Cenotafio, el monumento a los caídos situado en la avenida gubernamental de Whitehall, en el centro de Londres.

Ceremonias parecidas se celebran en Escocia, Gales, Irlanda del Norte y la república de Irlanda.

Isabel II -cuyo esposo, Felipe, se ha retirado de la vida publica- y las duquesas de Cornualles, Cambridge y Sussex -Camilla, Catalina y Meghan- observaron desde un balcón el desfile militar y cómo depositaban sus ofrendas el príncipe de Gales y heredero al trono, Carlos, y los príncipes Guillermo y Enrique.

Meghan llamó la atención de todos: escogió para la ocasión un abrigo largo en color negro de Stella McCartney con cuello de solapas y cinturón oscuro. Según la publicación Hola es elección muy distinta a la que llevó en esta ceremonia el pasado año: "La hebilla de este complemento, redonda y plateada, es el único detalle que rompe con el efecto monocolor, además de la simbólica amapola que la duquesa de Sussex lleva en la solapa. Para completar el vestuario se ha decantado por un sombrero de ala ancha rematado con un discreto lazo en la parte superior".

La ceremonia de este año coincide con el centenario de la primera vez que se guardaron dos minutos de silencio por los muertos en las dos guerras mundiales, el 11 de noviembre de 1919.