FOTOS | Casar a hijas en África y Asia para salir adelante en medio de la pandemia

TresB

En los últimos años muchos países habían logrado avances importantes para reducir el número de matrimonios forzados, pero la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus ha hecho que aumenten los casos en el mundo. Según las Naciones Unidas, alrededor de 13 millones de niñas, la mayoría en África y Asia, se casarán por las consecuencias de la Covid-19.

En la mayoría de los casos, los padres que entregan a sus hijas reciben a cambio un trozo de tierra o algo de ganado con el que poder ganarse la vida y la promesa de que la familia del marido se hará cargo económicamente de la pequeña. Tras el matrimonio, ella se dedica habitualmente a las tareas domésticas y a las labores agrícolas.

Aunque en muchos países es ilegal casarse sin tener la mayoría de edad, se suelen aprovechar lagunas para concertar estos matrimonios con el consentimiento de los padres. Desde el inicio de la pandemia, con las escuelas cerradas y la presión sobre la situación económica del hogar en aumento, casar a las niñas se ha convertido en la opción más viable para reducir los gastos en determinados lugares del mundo.

Entre marzo y junio de 2020, ChildLine India registró 5.200 matrimonios forzados en el país, aunque se cree que hubo muchos más, ya que la mayoría no son notificados. También aumentaron de manera importante en estados como Pakistán o Jordania y en muchos de África. La situación es muy preocupante en Sierra Leona.

En esta república de África occidental, la tasa de matrimonios de menores de 18 años se redujo del 56% en 2006 al 39% en 2017, pero desde el inicio de la pandemia, con las escuelas cerradas, han aumentado de manera alarmante. A menudo ni siquiera se organizan ceremonias, sino que los padres simplemente aceptan las propuestas de los pretendientes y entregan a sus hijas.

Más historias que te pueden interesar: