1 / 7

El antes y después de españoles que ya han pasado por la peluquería

Isabel Barragán, de 54 años, ha aprovechado la apertura de las peluquerías en el inicio de la desescalada para cortarse y teñirse el cabello, algo que no había hecho desde que comenzó el confinamiento. Uno de sus mechones lo donará a personas enfermas de cáncer. (Foto: Jon Nazca / Reuters).

FOTOS | El antes y el después de españoles que ya han pasado por la peluquería con el inicio de la desescalada

Entre los establecimientos que pudieron abrir sus puertas en la primera fase de la desescalada estaban las peluquerías. Afortunadamente para muchos, ya que durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus no pocas personas echaron en falta un corte o un arreglo capilar. Hay quien se atrevió a hacérselo a sí mismo en su propia casa, con mayor o menor éxito.

Sin embargo, desde el 4 de mayo estos negocios han vuelto a funcionar, aunque con unas estrictas medidas de seguridad e higiene para prevenir contagios. Solo se puede acudir con cita previa y es obligatorio el uso de mascarillas y de toallas desechables. Los peluqueros también deben utilizar guantes, desinfectar el local y los utensilios tras cada servicio, atender a los clientes evitando el contacto lo máximo posible y fomentar el pago con tarjeta.

Durante estos primeros días muchas personas ya han acudido a las peluquerías. El fotógrafo de Reuters Jon Nazca ha mostrado el antes y el después de varios vecinos de la localidad malagueña de Ronda que por fin han podido cortarse el cabello o darse un tinte tras casi dos meses de confinamiento.

Más historias que te pueden interesar: