La foto de Paula Echevarría que ha generado una oleada de comentarios bochornosos

Redacción El HuffPost

Los seguidores de Paula Echevarría están más que acostumbrados a que la influencer publique en Instagram fotos de sus look. Sin embargo, una de las últimas imágenes de la actriz de Los Nuestros 2 (Telecinco) ha llamado la atención de sus seguidores por un detalle que ha acabado dividiendo a los fans entre quienes la han atacado porque el vaquero le marca "barriga" y quienes la han defendido de comentarios injustificados.

Algunos de los usuarios de la red social han insinuado incluso que Paula Echevarría podría estar embarazada, aunque la influencer lo ha desmentido. De hecho, la actriz confesó hace unos días que ha dejado de fumar, con lo que ha ahorrado más de 500 euros en cinco meses y ha cogido algunos kilos.

Hoy en el blog.. 🤘🏼😝.. #TrasLaPistaDePaula #ElleBlogs @elle_spain @mango @browniespain @pinkoofficial @pinkospain @fetichesuances @thomassabo @swarovski

24.1k Likes, 189 Comments - Paula Echevarria (@pau_eche) on Instagram: "Hoy en el blog.. 🤘🏼😝.. #TrasLaPistaDePaula #ElleBlogs @elle_spain @mango @browniespain..."

"¿Dónde sacaste el título de ginecología para hacer semejante afirmación? Así nos va... Si hubiera que pagar por cada tontería que se dice otro gallo cantaría. En fin...", escribió la asturiana en Instagram, respondiendo a una usuaria que afirmaba "está embarazada, se tapa la tripa".

Estos son algunos de los muchos comentarios que se pueden leer en la foto a este respecto:

  • Así como no va a haber casos de anorexia. Me gustaría que todas esas personas que hacen esos comentarios se mirasen ellos a sí mismos sus barrigas a ver si las tienen tan perfectas y tan planas, porque exceptuando gente que está muy focalizada en el ejercicio físico y el deporte, ¿quién no tiene un poco de barriga, por favor?
  • Porque está embarazada
  • Pues si lo está, que elija mejor el pantalón
  • De verdad, ¿os parece normal escribir en el perfil de alguien para decirle lo mal que le queda algo? A mí esta chica ni me...

Sigue leyendo en El HuffPost