Foster lo reconoce: "Sabemos que hay mucha presión y lo sentimos"

·1 min de lectura

Ian Foster, head coach de los All Blacks, afirma que no tiene sentido que su equipo esté "enfadado" por la derrota del fin de semana ante Sudáfrica por 26-10 en su visita a Nelspruit, durante el debut en el Rugby Championship 2022.

Los campeones del mundo se impusieron en un partido de alto vuelo y esto lleva a que Nueva Zelanda contabilice ahora tres juegos seguidos sin ganar, tras las derrotas consecutivas ante Irlanda en casa en los test matches de julio. Se trata de su sequía más larga desde 1998.

Con cinco derrotas en sus últimas seis presentaciones, la posición del entrenador se encuentra bajo la lupa y se considera que la situación se haría insostenible en caso de sumar otra derrota, el próximo sábado en un nuevo cruce con los Springboks en Johannesburgo.

Por ahora, el estratega de 57 años dice que su equipo debe concentrarse en el siguiente paso y no en sus errores. "Sabemos que hay mucha presión y lo sentimos. Pero nuestro trabajo es observar nuestro desempeño y cómo podemos mejorarlo", analizó.

"Entiendo la frustración, pero eso no cambia lo que tenemos que hacer. No tiene sentido enfurruñarse por eso por mucho tiempo. Solo tenemos que entrar a Ellis Park y seguir haciendo crecer nuestro juego, y seguir creyendo", continuó Foster, quien asumió este rol tras la Copa del Mundo de Japón en 2019.

Foto: Getty Images