Cómo fortalecer nuestro cerebro mediante el neurofitness

neurofitness aplicado
Cómo fortalecer el cerebro con el neurofitnessAlienta Editorial

Hace solo unos meses, hablamos de un nuevo libro que había revolucionado la forma de concebir un cerebro que está “en buena forma”. Su autora era Catalina Hoffmann, escritora, conferenciante, divulgadora y especialista en estimulación cognitiva y entrenamiento cerebral, Hoffmann lleva más de 20 años revolucionando el concepto del cuidado del cerebro. Es creadora del Método Hoffmann, centrado en el campo del envejecimiento y que busca la rehabilitación mediante la actividad física, cognitiva y psicológica, y del Método Neurofitness, dedicado a entrenar el cerebro activando y creando nuevas rutas neuronales a cualquier edad.

Hoffmann ha desarrollado su propia plataforma de formación en su página web, el Club Neurofitness, donde miles de personas entrenan su cerebro a diario gracias a sus ejercicios. Ahora ha decidido recopilar en un solo ejemplar todo ese conocimiento, dando lugar a ‘Neurofitness aplicado. Técnicas para cuidar y mantener en forma tu cerebro’, un volumen dirigido a que el lector alcance una mayor conciencia de su salud cerebral y aprenda cómo trabajar para mejorarla.

El libro se compone de un generoso número de ejercicios explicados de forma sencilla y amena y que, además, son aptos para cualquiera. Los ejercicios abarcan diferentes apartados como el conocimiento de uno mismo, la gestión del estrés, la ansiedad y las crisis nerviosas, la organización de nuestro pensamiento, la mejora de la agilidad mental y, por último, la búsqueda de la calma y la felicidad.

La idea es proporcionar al lector una serie de herramientas para encajar los problemas que se le presenten, controlar los pensamientos obsesivos, etc. Por sus páginas aparecen técnicas como la del mapa de las emociones, con la que plasmaremos las emociones que sentimos con más intensidad para así conocernos mejor a nosotros mismos, técnicas para cambiar nuestros pensamientos y evitar los negativos que nos afectan, y otras para activar nuestra agilidad mental y para tranquilizarnos en momentos de estrés como la meditación, las proyecciones positivas o el bodyfulness.

Según la autora, “el estudio del cerebro es algo apasionante que nunca termina y en el que se descubren maravillas de manera constante, y cada día tenemos más profesionales que se quieren dedicar a ello”. Estas técnicas son fruto de esos avances, pero la idea no es que se pongan en práctica todas a la vez. “Más bien están pensadas para que las realices en el momento en que tu cerebro las necesite”, afirma la autora en el primer capítulo del libro. “No quiero que te las aprendas todas al instante, quiero que las sientas y que, a medida que las leas, conectes con ellas para ver cómo tu corteza cerebral y tu subconsciente conectan. Tu cerebrito empieza a estar cada día más entrenado”.

La autora defiende que en el trabajo para mejorar nuestro cerebro una de las cosas más importantes es la constancia. “El cerebro necesita ‘muchos poquitos’”, explica. “Es mejor no es dedicarles muchas horas en un solo día, sino sólo entre cinco y diez minutos, pero todos los días”.