La mejor forma de hacer torrijas sin freírlas y ‘pecar’ con un poco menos de culpa

·3 min de lectura

Cada Semana Santa -con su previa- el aluvión de torrijas amenaza con empacharnos. Es el momento en el que nos atiborramos de pan frito y, claro, la operación bikini se ve amenazada. Sin embargo, desde hace unos años, el mundo torrijero anda revolucionado. Sí, por un lado tenemos los diferentes panes dulces que cada vez en mayor medida están reemplazando al pan duro de siempre como materia prima. Donde antes había rebanadas de días anteriores ahora tenemos broches, sobaos y hasta cruasanes. Pero, por otro lado, cada vez hay más fórmulas para hacer unas buenas torrijas sin tener que pasar por la sartén. Aquí van tres alternativas más sanas que permiten ‘pecar’ con un poco menos de culpa…

Hay más maneras de hacer torrijas que friéndolas en aceite. Foto: Getty Creative
Hay más maneras de hacer torrijas que friéndolas en aceite. Foto: Getty Creative

En vaporera

Esta fórmula se basa en aprovechar el calor del agua de vapor para ‘cocinar’ el pan. Lo único que tenemos que hacer es infusionar la leche con azúcar, canela y piel de limón o naranja como siempre. Añadimos luego en ese mismo bol el huevo batido -cuando la leche haya enfriado para evitar que cuaje- y empapamos en la mezcla muy bien nuestras torrijas. ¿Lo ideal? Meterlas en el frigorífico a chupar la mezcla al menos durante dos horas -lo ideal es que pasen la noche allí-. Una vez transcurrido el tiempo, las envolvemos una a una en papel film cuidadosamente. Las ponemos en la vaporear durante unos 30 minutos más o menos. En ese momento están listas, pero es posible que no queramos prescindir del dorado. Toca entonces espolvorearlas con canela y azúcar, poner una plancha muy muy caliente y darles un golpe de calor a cada de ellas por ambos lados. Adiós, aceite, adiós.

Las torrijas al horno quedan muy bien y con menos grasa. Foto: Getty Creative
Las torrijas al horno quedan muy bien y con menos grasa. Foto: Getty Creative

En horno

Otra fórmula para prepararlas que se ha puesto de moda es al horno. En este caso, tan solo tenemos que infusionar de nuevo la leche y dejarlas que nuestras torrijas reposen en ella durante el mayor tiempo posible (como en la técnica anterior). Las cogemos, las pasamos por huevo con mucho cuidado para que no s desmoronen y las ponemos en la bandeja del horno, cubierta con papel sulfurizado. Ponemos el horno en modo grill, con las torrijas situadas en el centro. Tras unos cinco minutos o cuando veamos que comienzan a dorarse, les damos la vuelta. Con cinco minutos más deberían estar listas. Añadimos azúcar, canela y, para darles un toque jugoso, podemos verter sobre las mismas un poco de la leche infusionada del principio para darles un toque especial. Menos calorías imposible.

La freidora de aire también puede servir para preparar torrijas. Foto: Getty Creative
La freidora de aire también puede servir para preparar torrijas. Foto: Getty Creative

En freidora de aire

Hay quien considera que la freidora de aire no deja de ser un horno cubierto, con lo que esta técnica sería prácticamente una variante de la anterior. Sin embargo, hay alguna diferencia para que nos queden bien. En este caso, volvemos a meterlas en la mezcla de leche ‘enriquecida’ con azúcar, canela y pieles de cítricos como en los dos ejemplos anteriores. Tras unas cuantas horas, llega el momento de pasarlas por huevo y meterlas en la bandeja de la freidora de aire sobre papel de horno. Es conveniente añadirles unas gotas de aceite por cada cara. Si queremos podemos ayudarnos de un pincel. Las metemos a 200 grados durante unos seis minutos. Las sacamos y les damos la vuelta para que se hagan por las dos caras. Dejamos otros seis minutos y ya deberían estar listas. Si vemos que se han dorado poco, podemos dejarlas unos minutos más. Es conveniente espolvorearles azúcar, canela o lo que queramos mientras aún están calientes para que el proceso de absorción sea perfecto. Otra manera de hacerlas evitando el proceso de pasarlas por una sartén repleta de aceite.

Más historias que te pueden interesar:

VÍDEO: El truco para quitar el hueso del aguacate en un simple movimiento con la mano

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente