Esta es la forma más fácil de cortar y pelar un mango

·2 min de lectura

Los mangos son como las granadas o las piñas: una fruta deliciosa pero incómoda de cortar o pelar. Pero en realidad no es tan difícil. Con estas sencillas guías, te vamos a mostrar cómo cortar, pelar y preparar un mango en 4 sencillos pasos.

Cómo cortar un mango:

1. Encuentra el tallo.

Cada mango tiene una semilla alargada y plana en el centro; una vez que sepas cómo evitarla, el resto es fácil. La mejor manera de hacerlo es coger el mango de forma que el rabito quede hacia arriba, luego corta los lados del mango (deja un poco de borde para evitar por completo la semilla).

Photo credit: Parker Feierbach
Photo credit: Parker Feierbach

2. Cortar una cuadrícula

Si alguna vez has cortado un aguacate en cubitos, este paso te resultará familiar: con un cuchillo de cocina, corta una cuadrícula en cada mitad del mango, asegurándote de no cortar la piel. Presiona la parte inferior de cada trozo para que el interior de la fruta salga en cubos individuales.

Photo credit: Parker Feierbach
Photo credit: Parker Feierbach

3. Extrae los trozos de mango

Usa una cuchara (o un cuchillo) para separar la fruta de la piel.

Photo credit: Parker Feierbach
Photo credit: Parker Feierbach

4. Quita el resto del mango

Toda la fruta alrededor de la semilla no puede desperdiciarse. Con un cuchillo de cocina, corta en dados esos restos de mango que quedan pegados al hueso.

Photo credit: Parker Feierbach
Photo credit: Parker Feierbach

Cómo pelar un mango:

1. Cortar los lados

Como en el paso uno de cómo cortar un mango.

2. Usa un vaso

¡Sí, solo necesitas un vaso normal! Cuanto más delgado sea el borde, mejor. En el extremo más fino del mango, usa el borde del vaso para separar la piel de la fruta. Continúa deslizando la fruta en el vaso hasta que llegue al otro extremo.

Photo credit: Parker Feierbach
Photo credit: Parker Feierbach

3. Saca la fruta del vaso y corta

¡Es así de fácil! La fruta debe desprenderse limpiamente de la piel. Ahora ya puedes cortar rebanar o trocear la carne del mango como quieras o necesites según la receta que vayas a preparar.

Photo credit: Parker Feierbach
Photo credit: Parker Feierbach

Geniales estos trucos, ¿verdad? Esperamos que te sirvan para tu día a día en la cocina y que a partir de ahora comer mangos sea una de tus mejores meriendas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente