Flora Duffy se erige como la triatleta más grande de la historia con su cuarto título mundial

flora duffy, la mÁs grande en triatlon
Flora Duffy es la más grande del triatlónBEN STANSALL - Getty Images

Duelo en la cumbre en Abu Dabi. Es la gran final de las Series Mundiales de triatlón y allí se miden dos gigantes, la británica Georgia Taylor-Brown, de 28 años, y la bermudeña Flora Duffy, de 35.

Son dos campeonas. En 2020, en una edición especial celebrada a una sola prueba, el título mundial recayó en la primera, que tiene otras dos medallas. En 2016, 2017 y 2021 ganó la segunda, que es la deportista más importante en su país, Bermudas, de una población similar a Ponferrada, donde hace tres semanas compitieron, donde un mural la honra como la primera y única campeona olímpica del país. Ocurrió en Tokio, y tras ella llegó Taylor-Brown, cómo no.

Es un todo o nada bajo el calor de los Emiratos Árabes, 30 grados a media mañana de noviembre. La británica llega líder, pero con solo 70 puntos de ventaja, una nimiedad. Quien llegue antes a meta, se llevará el título. Y Duffy envida a la grande, y sale primero del agua, tras 1,5 kilómetros de natación, aunque solo cinco segundos le separan de Taylor-Brown.

La bermudeña es ajena a esa circunstancia. Agarra la bici y se marcha sola, casi dispuesta a una contrarreloj de 40 kilómetros hasta la carrera. Tarda poco en rendirse, cuando llega por detrás el grupo de ocho favoritas, entre las que está, por supuesto, Taylor-Brown y también su compatriota Beth Potter, que defiende el bronce, y la estadounidense Taylor Knibb, que quiere arrebatárselo y lo acaba consiguiendo.

Las bicicletas este año ya no ruedan, como antes, en el circuito de la Fórmula 1, sino que serpentean la costa del Mar Arábigo, invaden el paseo marítimo, y sobre el asfalto adoquinado, curva cerrada a izquierdas, da con sus huesos en el suelo Knibb, pero se levanta rápido y pedalea con ansia intentando abrir hueco con Potter, que no ha podido seguir la rueda y llegará a más de dos minutos a la última transición.

Es la hora de aparcar la bici, y Duffy y Taylor-Brown arriban a la par. Con ellas, la alemana Lena Meibner, que terminará tercera en la prueba, y la brasileña Vittoria Lopes, dos no aguantarán el ritmo de las dos titanas a pie, que se han guardado un gel en el tritraje para sacar un plus. Se atasca la bermudeña, sale en cabeza la británica y toma una renta que no va más allá de los cinco segundos.

En apenas dos kilómetros, Duffy la ha dado caza, y en la tercera vuelta a las cuatro del circuito de carrera, abre gas y se marcha a por el oro. Un parcial de 32:27 en el 10K para el que Taylor-Brown (33:33) no encuentra el aliento. Con más de un minuto de ventaja, Duffy alza los brazos y añade a la corona olímpica la cuarta corona mundial. Y nadie ganó más, pues rompe el desempate a tres que tenía con la australiana Emma Snowsill, dominadora al principio del siglo, cuando el título se resolvía a una prueba. En distancia olímpica, domina la historia.

Duffy ya ganó hace un año en Abu Dabi, prueba que contaba para el Mundial de 2022 (esas rarezas heredadas del destrozo pandémico de los calendarios), y también lo hizo en Hamburgo y en Bermuda, ante su público. Llegó 3ª en Yokohama y 7ª en Leeds.

Un nivel excelso al que no llega Miriam Casillas, que cierra su mejor año con un parcial de 34:08 en 10K, la quinta más rápida, para entrar 9ª en meta a 6:34 minutos y mantener su 10º puesto en la general de las Series Mundiales. Aún queda lejos una medalla mundial femenina que sería inédita e histórica para el triatlón español, pero la extremeña de 30 años, única representante patria en la final, ha recortado las distancias en este 2022.

Y el sábado (12:06h, Teledeporte), turno para ellos.