Fiona azota la costa atlántica de Canadá y provoca inundaciones y cortes eléctricos

© AP/Wreckhouse Press

Cortes de energía han afectado a medio millón de personas en las áreas arrasadas por el fenómeno, que se transformó en un poderoso ciclón post-tropical al tocar tierra en la provincia de Nueva Escocia, arrancando casas desde sus cimientos y árboles desde la raíz.

El Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau aprobó la solicitud de asistencia federal hecha desde Nueva Escocia, luego de que la llegada de Fiona en la madrugada de este sábado ocasionara destrozos en varias ciudades de esa provincia.

El fenómeno se debilitó levemente al pasar del grado 4 con el que azotó Bermuda a 2, pero al tocar tierra se transformó en ciclón post-tropical, aunque con vientos de velocidades similares a las de un huracán, que arrancaron techos y en algunas ciudades incluso casas desde sus cimientos, de modo que podían verse arrastradas por las aguas embravecidas en Channel-Port Aux Basques y Newfoundland, ambas en la costa sur.

Inundaciones, evacuaciones, cortes de energía y árboles derribados fueron el común denominador en sitios como la isla Prince Edward o las ciudades Moncton, Shediac, Sackville y Charlottetown.

Una tormenta inusitadamente poderosa

Expertos advierten que Fiona podría ser la tormenta más fuerte que ha asolado Canadá, y la comparan incluso con los efectos devastadores de la supertormenta Sandy en 2012.

Las autoridades han alentado a los ciudadanos a permanecer en lugares seguros y evitar transitar por vías públicas, donde son más vulnerables.

El Centro de Huracanes de Canadá advirtió que Fiona era el huracán que más baja presión había registrado al tocar tierra en la historia del país, lo que significa que la intensidad de la actividad ciclónica se incrementa.

El Premier de Nueva Escocia Tim Houston solicitó asistencia militar y de desastres del gobierno federal, motivando la inmediata respuesta de Trudeau.

“Nuestro gobierno permanece alerta para apoyar a las provincias con cualquier recurso que sea necesario”, aseguró el Primer Ministro.

Hasta el momento a pesar de la ferocidad del fenómeno no se han registrado víctimas mortales.

Con AP