Finito de Córdoba: sí, los hombres también se operan

En el caso del diestro, una cogida en la plaza fue el motivo por el que se sometió a una cirugía reparadora; pero los tratamientos médico-estéticos son muy normales entre los hombres. Esto es lo que se hacen

El torero Finito de Córdoba comparte y reconoce su experiencia; se sometió a una cirugía de reconstrucción nasal después de una cogida y 2 cirugías de reparación previas, y que le afectó su estado físico y rutina. (Foto: AFP)

Los hombres se apuntan a la cirugía plástica y a la medicina estética. El aumento de pacientes masculinos que muestran interés por la cirugía plástica y medicina estética está en auge. Más del 80 por ciento de los hombres deciden, en algún momento, realizar tratamientos para mejorar aspectos de su cuerpo. El rostro, Además, las cirugías enfocadas a abordar problemas de salud están creciendo entre los varones.

La cirugía de nariz (rinoplastia) y de los párpados (blefaroplastia) son dos de las intervenciones de cirugías plásticas estéticas más demandas entre hombres según nos cuenta el doctor Pedro Arquero, referente internacional en rinoplastias secundarias (narices que ya han sido operadas) y en otras intervenciones para implantar prótesis torácicas, de gemelos, glúteos, cuádriceps, etc.

Liposucción y reducción de mamas son los procedimientos más frecuentes entre los hombres. (Foto: Getty)

También, las cirugías reparadoras están en aumento. En este sentido, la Clínica Dr. Arquero y la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética coinciden en que los hombres se someten a una rinoplastia por motivos estéticos, pero también por motivos de salud como puede ser a causa de un traumatismo o por una insuficiencia respiratoria debido a un tabique torcido. Este es el caso del torero Finito de Córdoba que se sometió a una cirugía de reconstrucción nasal después de una cogida y 2 cirugías de reparación previas, y que le afectó su estado físico y rutina.

Y es que el hombre cada vez tiene menos pudor a la hora de consultar por algo de estética o realizarse algún tratamiento o cirugía.

La cara y el aspecto de la piel también empiezan a ‘preocupar’ a los hombres que se están aficcionando a las tratamientos de belleza no invasivos. (Foto: Getty)

Cada vez más joven

El perfil del paciente que empieza a preocuparse por su aspecto oscila entre los 35 y 55 años. “Hoy en día, tanto hombres como mujeres,  prestamos más atención a nuestro físico. En el caso de los hombres, el perfil varía en función de sus necesidades y edad; y acuden a la Clínica no sólo para solventar temas estéticos sino también por problemas que puedan afectar a su salud”, aclara el Dr. Arquero.

Junto a los tratamientos rejuvenecedores para borrar las arrugas, especialmente los surcos de la frente, el pelo es una de las ‘obsesiones’ masculinas. (Foto: Getty)

Tratamientos  antiaging en hombres

La infiltración de bótox, la aplicación de factores de crecimiento o el estudio de la patología asociada a intolerancias alimentarias son algunos de los tratamientos no invasivos cada vez más solicitados.  Además, los hombres valoran aquellos métodos estéticos que permiten incorporase a su rutina de manera inmediata.

¿Te has hecho algún retoque? ¿Crees que la cirugía es buena sin obsesionarse o estamos cayendo en lo caricaturesco?

También te puede interesar:

Ellos también tienen complejos: la liposucción es cosa de hombres

Cuándo es aconsejable hacerse una rinoplastia

El rostro más deseado del 2018

Los 40 no son los nuevos 30 (ni falta que hace)