El final de 'Sky Rojo' es eficaz y pirotécnico, aunque vaya sobre seguro

sky rojo temporada 3 netflix
El final de 'Sky Rojo', explicadoNetflix

La tercera temporada de 'Sky Rojo' ha puesto punto y final a la historia de Coral, Wendy y Gina, las víctimas de trata que escaparon de sus proxenetas y captores en busca de una libertad difícil de alcanzar. Su estreno ha sido el primero nacional de este año en la plataforma roja (pero le seguirán las 14 series españolas de Netflix de 2023 más esperadas) y con esta tanda de ocho episodios concluye una serie que ha llegado a tener tres temporadas y un final cerrado, que ya es mucho más de lo que pueden decir muchas ficciones de la plataforma. Y ha sido un cierre no excesivamente sorprendente, aunque tal vez para muchos espectadores, también satisfactorio.

Si la primera temporada fue la más novedosa y llena de adrenalina, la segunda nos dejaba cierta sensación de déjà vu o estancamiento: como espectadores aprendíamos que por muy contra las cuerdas que se pusiesen un bando y otro, al final una mágica resolución permitía que ni unos ni otros muriesen y, por tanto, nuestro ritmo cardiaco ya no se elevaba tanto cuando se metían en problemas. Esa sensación de estar presenciando un interludio, de que los guionistas nos estuviesen llevando un desvío mientras hacíamos tiempo hasta el desenlace, en cierta manera disminuye en esta temporada final. Aquí ya se vislumbra el final en el horizonte y aunque entendemos que los últimos compases serán los más interesantes, el viaje no se hace tedioso.

sky rojo temporada 3 netflix
Netflix

A estas alturas, además, ya conocemos los códigos de 'Sky Rojo' y si seguimos viéndola es porque los aceptamos (o por puro masoquismo). A saber, esos rimbombantes soliloquios de las voces en off, los derrapes, los choques de los personajes que se odian y se encañonan pero por lo que sea nunca se disparan y la constante búsqueda de situaciones molonas que rozan lo rocambolesco. Ese tarantinismo pasado por la licuadora de Netflix (ver: el bus-coñoneta de Rauw Alejandro) que busca el fogonazo constante al espectador para dejarlo inmóvil y que no busque otra pantalla. Y en su huida hacia delante la serie pasa por muchos lugares, la mayoría de los cuales se nos olvidan al llegar a la siguiente parada, pero algunos otros sí dejan huella.

De la muerte de Gina a una venganza inexorable

Entre esos memorables está el quinto episodio, en el que la muerte de Gina —con cesárea casera incluida, arponazos y disparos— se convierte en el momento más emocional de toda la temporada y, probablemente, de toda la serie. Si en las dos primeras temporadas los personajes parecían inmortales, salvo por el asesinato de Christian al final de la segunda, aquí asistimos a la primera baja entre las protagonistas y la serie va con todo: opta por matar al personaje más doloroso de todos, el más inocente y luminoso (y, encima, madre). En esto no hay mucha sutileza, pero el golpe de remo es inequívoco e imposible de esquivar.

Con este impacto para las chicas, y para los espectadores, era difícil imaginar que Wendy y Coral también fuesen a tener un final trágico. Y, en efecto, tras eso solo quedaba construir la tensión hacia algo tan inevitable como lógico: finalmente, Coral cumpliría con su promesa de acabar con Romeo, quemar el club y, con ello, acabar con el sufrimiento que han padecido tanto ellas como otras. Entremedias, los requiebros nos llevan a dos sitios que pueden resultar controvertidos: uno, que Wendy dé la espalda temporalmente a Coral por ser una yonqui (como si no supiese que esa adicción es secuela y consecuencia de la trata) y, dos, a una absolutamente innecesaria redención de Moisés.

La cuestionable salvación de Moisés

sky rojo temporada 3 netflix
Netflix

Para mí, este es el punto más flaco de la serie. Por alguna razón, parece que el equipo de 'Sky Rojo' sienta más compasión por un tipo que ha sido siempre un proxeneta y un asesino de la que a mí me genera y, además, fuerzan constantemente una tensión sentimental con Coral que, a todas luces, es insostenible. Quizás el acierto sea que, al menos, no les den un final romántico a los dos (solo faltaría) y logren que Coral perdone, pero siga adelante sola, mientras que Moisés cargue para siempre con la culpa e intente recomponer su vida en solitario.

Sin embargo, la redención de Moisés se construye desde un lugar poco edificante: no lo hace porque entienda el dolor que ha afligido a las chicas sino que, en realidad, lo que le mueve contra Romeo es su propia venganza por la destrucción de su familia. ¿Sabe que es un mierdas y se odia por ello? Sí, pero no cambia de dirección hasta que Rubí le cuenta el secreto de Romeo. Por tanto, que Moisés ayude a Coral y Wendy, no le exime de ningún pecado, ya que lo hace por sí mismo. Bien podría haberse ahogado en la piscina.

Había luz al final del túnel (y un malo de opereta)

netflix sky rojo
Netflix

Si el final de 'Sky Rojo' resulta satisfactorio o no al espectador dependerá, en buena parte, de lo que le pida a un cierre. Como decíamos al principio, no es muy sorprendente, pero sí coherente: que Coral o Wendy hubiesen caído no habría aportado más que un giro extra, pero la historia pedía algo de esperanza y positividad para unos personajes tan maltratados. Y que sea predecible no lo hace un mal final, aunque yo personalmente he echado en falta algo más de emoción e imaginación en el plan final contra Romeo. Hemos visto tanto en esta serie como en 'La casa de papel' (también de Álex Pina y Esther Martínez) planes más elaborados y locos que este con el que se resuelve el capítulo final.

Aquí sí pedíamos a gritos un ataque lleno de elementos inverosímiles y una pizca de sadismo para acabar con ese monstruo final, ese malo de opereta que había sobrepasado el histrionismo con creces desde hacía mucho tiempo y que se ha muerto un tanto anodinamente. Se podría decir que el final de 'Sky Rojo' va sobre seguro, pero con Las Novias saltando por los aires y Coral y Wendy (y, Moisés, a mi pesar) caminando a cámara lenta hacia el objetivo (¡cómo no!), para mí, es más que suficiente.