Tras la filtración de un nuevo video de Sanna Marin en una fiesta, la primera ministra de Finlandia se sometió a un test de drogas

·5 min de lectura
La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y el cantautor Olavi Uusivirta
La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y el cantautor Olavi Uusivirta

HELSINKI.- La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, sigue en el ojo de la tormenta. En las últimas horas, se conoció un nuevo video de su fin de semana “salvaje” -como ella misma describió- , en el que se la ve en un boliche bailando muy cerca de un popular cantante. Tras la nueva difusión, en medio de una escándalo que suscitó críticas y apoyos, la premier anunció que este viernes se sometió a un test de drogas.

Esta semana se filtró un video de la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, en la que se la ve bailando desenfrenada en una fiesta privada, que compartió junto a un grupo de reconocidas figuras públicas de ese país. La premier defendió que ella “no hizo nada malo” y buscó así que se disipara el tema.

Pero no lo logró. Un nuevo video filtrado este viernes muestra a la primera ministra de 36 años en el club nocturno Teatter de Helsinki en un baile cercano con el cantautor Olavi Uusivirta al ritmo de la canción I Gotta Feeling de la banda estadounidense The Black Eyed Peas. En el video, el artista presiona su rostro contra el cuello de Marin.

Tras la difusión del video, que el periódico Iltalehti levantó de redes sociales, la primera ministra anunció que se sometió a un test de detección de drogas este viernes, como le exigían desde la oposición e incluso de su coalición de gobierno.

“Hoy me sometí a un test de drogas y los resultados llegarán dentro de una semana”, anunció Marin en una conferencia de prensa este viernes, en el segundo día consecutivo en el que tuvo que comparecer por el escándalo.

En línea con lo que había dicho el jueves, Marin insistió en que no hizo “nada ilegal”. “Incluso en mi adolescencia, nunca consumí ningún tipo de droga”, dijo, y agregó que se hizo la prueba de drogas para eliminar cualquier preocupación. Además, insistió en que tiene derecho a la presunción de inocencia.

Marin añadió que su capacidad para desempeñar sus funciones no se vio afectada durante la noche en cuestión y que habría abandonado la fiesta si hubiera tenido que trabajar. “No recuerdo una sola vez que haya habido una situación repentina en medio de la noche para ir al Palacio del Consejo de Estado”, remarcó.

Sanna Marin anunció en una rueda de prensa en Helsinki que se sometió a un test de drogas
Sanna Marin anunció en una rueda de prensa en Helsinki que se sometió a un test de drogas - Créditos: @Roni Rekomaa

“Creo que mi capacidad para trabajar era realmente buena. No hubo reuniones conocidas en los días que estuve de fiesta”, agregó.

La primera ministra cuestionó nuevamente la filtración de los videos. Dijo que aunque sabía que la estaban grabando, le indigna que las imágenes se hayan hecho públicas. “Confío en que la gente entienda que el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo se pueden separar”, señaló.

Según reveló a Iltalehti una fuente que estuvo en el boliche la noche en que se grabó el nuevo video, las fiestas de los videos ocurrieron durante el fin de semana del 4 al 6 agosto.

Marin precisó que la noche de los videos estuvo en dos departamentos y en dos bares, con alrededor de veinte personas.

Poco antes del fin de semana de la fiesta de la mandataria, se le concedió una licencia y se asignó al ministro de Defensa Antti Kaikkonen para reemplazarla en esos días, informó el medio finlandés. Sin embargo, el jueves 4 de agosto, Marin canceló sus vacaciones y retomó los poderes y responsabilidades de primera ministra durante todo el fin de semana.

Debate

En un contacto con le prensa el jueves, la primera ministra finlandesa dijo no tenía “nada que ocultar”. “Pasé la noche con amigos. De fiesta, bastante salvaje, sí. Bailé, canté, celebré, hice cosas legales”, dijo la política y aclaró que no bebió mucho y que no consumió drogas.

Sus palabras, sin embargo, no fueron suficientes para frenar un enardecido debate sobre sus actitudes. Los críticos la acusaron de “irresponsable” e “incompetente”, mientras que los que la defienden dijeron que ella tiene derecho a divertirse y que los medios no deberían atacarla por lo que hace en privado. También señalaron que se trataba de una “mirada sexista”.

El primer ministro siempre tiene una llamada “tarea relacionada con el trabajo” en el desempeño de sus funciones, para estar disponible las 24 horas y ser capaz de tomar decisiones si no se ha designado a un adjunto.

Marin está casada con Markus Räikkönen desde 2020 y juntos tienen un hija de 4 años.

Cuando fue electa como primera ministra, Marin dijo que pasaba su tiempo libre con amigos al igual que otras personas de su edad y que pretendía seguir siendo la misma persona que antes.

“Espero que se acepte. Vivimos en una democracia y en las elecciones todo el mundo puede decidir estas cuestiones”, comentó entonces, según reprodujeron medios locales.

Pero la política ya fue criticada en diciembre del año pasado tras haber concurrido a una discoteca cuando era caso de contacto de Covid-19.

Agencias AFP y Reuters