Filtran fotos de los moratones que Brad Pitt le habría causado a Angelina Jolie tras su pelea

·2 min de lectura
Photo credit: Anthony Harvey - Getty Images
Photo credit: Anthony Harvey - Getty Images


Seis años después del divorcio de Angelina Jolie, ha salido a la luz el turbio episodio que habría desencadenado la ruptura de la que fuera una de las parejas más icónicas de Hollywood. En septiembre de 2016, el matrimonio tuvo una fuerte pelea mientras volaba en su avión privado desde Niza a Estados Unidos.

Los detalles de este lamentable episodio son estremecedores. Según el relato de Angelina, Brad ya estaba un poco "ido" en el momento en el que embarcaron. El actor, que se encontraba bajo los efectos del alcohol, la llevó al baño y allí "la agarró por la cabeza, sacudiéndola", antes de decirle que "estaba jod***** a su familia".

Además, señala que cuando uno de sus hijos le preguntó si se encontraba bien, él respondió: "No está bien. Está loca". Ese comentario provocó que el niño saliera en defensa de su madre, diciéndole a Brad: "No es ella, eres tú". Unas palabras que hicieron que el actor se enfadara todavía más y corriera hacia el niño. Para protegerlo, Angelina trató de asfixiar a Brad, y este la empujó contra las sillas que tenían detrás. Tras el incidente, Angelina Jolie alegó haber sufrido daños en el codo y la mano y presentó el informe de lesiones al FBI.

Al llegar a Los Ángeles, ella le dijo que se iría con los niños a un hotel, a lo que él se negó y les retuvo en el avión durante 20 minutos. Según el relato de la actriz, Brad dijo: "No te llevarás a mis malditos hijos" y después la empujó. Seis días después, la actriz de 'Maléfica' solicitó el divorcio.

La investigación de este episodio finalizó en noviembre de 2016, y se concluyó que no se presentarían cargos penales contra Pitt. "Todas las partes acordaron que no se presentarían cargos penales en este caso debido a varios factores", se lee en el informe. Seis años después, en abril de este año, Angelina Jolie solicitó dicho informe bajo el seudónimo de Jane Doe, en un intento por descubrir por qué no se llegó a acusar a Brad Pitt.