Se filtra el documental de la familia real británica que la reina Isabel II mantiene oculto desde hace más de 50 años

Cine 54
·4 min de lectura

En 1969, las cadenas BBC e ITV produjeron un documental titulado Royal Family que mostraba una visión más privada y cercana de la familia real británica. Por primera vez en la historia los espectadores podían ver la vida de la reina Isabel II, su marido y toda su prole, más allá de las puertas del Palacio de Buckingham. Sin embargo, mostrar cómo la monarca realizaba acciones tan triviales como cocinar, comprar con dinero en metálico o pasar tiempo con sus hijos terminó provocando rechazo en el seno de la realeza, puesto que poco después de su emisión el documental fue guardado bajo llave y no volvió a ver la luz.

Hasta ahora...

La familia real británica en 1968 en los jardínes de la Casa Frogmore, en Windsor, Inglaterra (PA, GTRES)
La familia real británica en 1968 en los jardínes de la Casa Frogmore, en Windsor, Inglaterra (PA, GTRES)

Royal Family se emitió en junio de 1969 siendo todo un éxito con más de 30 millones de hogares prendidos a la BBC, y aunque fue vendido a otros países, fue desterrado de la televisión británica en 1977. Si bien en un principio la idea era crear una pieza audiovisual alrededor de la investidura del príncipe Carlos, el proyecto fue cobrando otras dimensiones dado que creían que al mostrar a la familia de un modo más cercano ayudaría a renovar el interés de un público que la veía desactualizada y lejana al mundo real. Y así en el documental se podía ver el despertar de la reina Isabel cada día, momentos íntimos junto a sus hijos conduciendo a través de la nieve, viajes, visitas de diplomáticos, etc.

Pero tras llevar décadas enterrado, un usuario de Youtube denominado Philip Strangeways ha estado subiendo varios documentales y reportajes de la BBC a su canal, entre los que se encontraba Royal Family. Por primera vez en más de 50 años muchos usuarios vieron el material supuestamente vetado por la familia real que fue rodado durante 75 días siguiendo a los miembros de la realeza a lo largo de 175 localizaciones. O al menos podían verlo, puesto que el vídeo fue retirado en dos ocasiones de la plataforma de vídeos de Google a causa de una reclamación de derechos de autor realizada por la BBC.

Pero su bloqueo quizás no responda tanto a una violación de derechos, sino más bien a que tanto la cadena como la realeza podrían desear mantener bloqueado este material. Que una pieza tan íntima de la familia real desaparezca de los contenidos de la BBC poco después de estrenarse, y no vea la luz en más cinco décadas, denota el rumoreado descontento de la reina. Sobre todo cuando tenemos en cuenta que de todos los documentales subidos por el usuario a Youtube, solo Royal Family ha sido retirado, lo que reafirma el rumor del veto real y el misticismo creado en torno a la pieza a lo largo de los años.

Todos los que sigan The Crown recordarán que Royal Family tuvo su hueco en el cuarto episodio de la tercera temporada, cuando los miembros de la realeza formaban parte de las grabaciones del documental. Incluso mostraba a Felipe de Edimburgo comprometido con el proyecto mientras el resto de la familia le seguía la corriente. Pero tras la emisión de dicho episodio nadie pudo acceder a este material para comprobarlo de primera mano, puesto que, a excepción de varios minutos usados en algunas transmisiones de la BBC como el jubileo de la Reina en 2012, no había vuelto a ser accesible.

Su objetivo siempre fue el de mostrar a la familia real como personas normales en lugar de figuras de alto estatus, buscando así renovar la imagen de la monarquía en un siglo XX en el que las tendencias desde los años 60 dejaban a la institución muy obsoleta. Pero la implicación que traía consigo asemejar a la realeza con cualquier persona de a pie acabó por querer dar marcha atrás una vez emitido en televisión.

Por otro lado, se habla de que ciertas actitudes y comentarios que ponían en entredicho a la familia también serían el detonante de que a día de hoy se siga queriendo mantener oculto. "Nunca me gustó la idea de la película Royal Family. Siempre pensé que era una mala idea", relataba la princesa Anne del Reino Unido en una entrevista que recoge People. "La atención que se le había prestado a una desde que era niña, simplemente ya no la quería. Lo último que necesitaba era un acceso mayor".

Recientemente la familia real británica también se mostró molesta con la representación que hizo The Crown de su historia. La presencia de Lady Di, su matrimonio con el príncipe Carlos o el tratamiento de la relación de Isabel II con Margaret Thatcher en su cuarta temporada, debieron de incomodar tanto en la Casa Real que incluso el gobierno británico pidió a Netflix que incluyera un aviso catalogando a su serie como ficción. Y es que el rechazo de la familia real al medio audiovisual parece encontrar una mejor explicación en el no disponer del control sobre su propia imagen.

Más historias que te pueden interesar: