Fijador de maquillaje en polvo o en spray: similares pero diferentes

Foto: misuma/istock

Si te gusta el maquillaje, es probable que estés al tanto de los nuevos lanzamientos del mercado y seguro sabes también, cada vez que surgen nuevas variantes para los productos de siempre. Entonces, te encuentras con fijadores de maquillaje en polvo (los clásicos) y en rociador (los más nuevos). Si bien ambos cumplen la misma función: fijar el makeup para que dure más, hay mínimas diferencias que los distinguen.

De acuerdo con Kenny Screven, maquillista, los polvos y los aerosoles son adecuados para diferentes situaciones. "Además, su función y cómo se aplican es completamente diferente", explica en Byrdie.

Polvo fijador

Generalmente, se usa en lugares del rostro donde se busca un acabado mate. Además, es la mejor opción para las pieles grasas o mixtas o para quienes se les suele correr el maquillaje durante el día.

El polvo fijador es perfecto para apagar lo graso de la piel y lo mejor de todo es que puedes usarlo en un punto del rostro, no tienes por qué cubrir toda la cara si no lo necesitas.  

“Me gusta aplicar el polvo de fijación después del corrector para ayudar a mantenerlo en su lugar. Esto ayuda a iluminar la parte inferior del ojo y a mantener el corrector en su lugar durante más tiempo”, aclara Screven.

La maquillista Keri Blair recomienda optar por polvos con ingredientes como sílice, mica y almidón de maíz. "Son excelentes para crear un efecto suave y sin textura en la piel. Son transparentes y casi indetectables", cuenta en Byrdie.

Si no quieres invertir mucho dinero es un polvo de fijación, la experta brinda una alternativa muy original: reemplázalo por talco para bebés.

También te puede interesar: 10 problemas que puedes resolver con talco de bebé

Además, vienen en distintos tonos (aparte del clásico y universal polvo traslúcido). "Las versiones incoloras funcionan en todos los tonos de piel, mientras que los que vienen en tonalidades se usan para aportar calidez o profundizar una base", aclara Dino Dilio, instructor de maquillaje en CMU College of Makeup Art & Design en Canadá.

Fijador en aerosol

"Se puede usar al final de cada maquillaje para fijar el look", explica en Well and Good, Markphong Tram, maquillista. El experto revela que él suele utilizar diferentes tipos de aerosoles de fijación según cuál sea el propósito del makeup. Existen algunos que aumentan la hidratación, otros que absorben la oleosidad y están los que agregan luminosidad a la piel, etc.

Entonces, los fijadores son como las brumas faciales, pero formuladas con ingredientes específicos que ayudan a preservar o mejorar el maquillaje. Y, a diferencia de los polvos, se aplican en todo el rostro y no por zonas específicas.

Gina Brooke, maquillista, aclara: "La mayoría de los rociadores de fijación contienen alcohol, por lo que si tienes la piel seca, opta por alguno que no contenga este ingrediente".

También te puede interesar: Los gérmenes peligrosos que habitan tu bolsa de maquillaje

Para aplicar el spray es importante mantener el producto al menos a 14 pulgadas (35.5 cm) del rostro, para evitar que grandes gotas de agua se mezclen con el maquillaje.