Fiesta de orejas, indulto incluido, en Pedro Muñoz (Ciudad Real)

·2 min de lectura

Pedro Muñoz (Ciudad Real), 6 ago (EFE).- Un total de doce orejas y dos rabos fue el abultado resultado artístico con el que se saldó este sábado la corrida goyesca celebrada en Pedro Muñoz (Ciudad Real), y que tuvo su momento álgido en el indulto de un toro de Chamaco a cargo de Esaú Fernández.

Esaú se enfrentó a un primer toro reservón en los dos primeros tercios y que embistió con calidad en las dos tandas iniciales por el derecho. El sevillano se la dejó en la cara y ligó sin sutilezas antes de enterrar una estocada entera desprendida por la que se le concedieron dos orejas. La tarde olía a festival orejero. Y así fue.

El cuarto metió la cara abajo de ensueño, y Esaú Fernández encorvó su figura al pasarlo de muleta para verlo más de cerca. Y lo vio, pero desluciendo el conjunto al adoptar tal postura forzada. En su haber hay que anotar que el toro resultó indultado después de pegarles unos cuantos en los que hubo de todo.

Un firme Luis Gerpe plantó cara a un toro que, ocasionalmente, iba al cuerpo por el izquierdo. La pulcra faena tuvo el mérito de ponerse por el pitón malo y robarle alguno aceptable por el derecho dejándosela (la muleta) en la cara, si bien se echó en falta una mayor longitud en el trazo de los muletazos. La estocada al primer viaje le granjeó las dos orejas.

Decidido y espoleado por el triunfo de Esaú, Gerpe se entregó con el quinto, al que le faltó ritmo y al que tumbó de una gran estocada cobrada a la primera. Tocó conceder el rabo.

Angel Jiménez se topó con un tercero que arrancaba con ímpetu frenándose a medio camino, dificultando la consecución de lucimiento, aunque algún destello suelto de su buen concepto hubo. Dos orejas fueron a sus manos por, efectivamente, matar decorosamente a la primera.

El sexto se movió soltando la cara por ambos lados. En el trasteo de Jiménez hubo actitud pero no limpieza. No obstante lo cazó pulcramente con celeridad y paseó dos orejas en un ambiente de retirada.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros de Chamaco, bien presentados. Primero reservón aunque noble por el derecho. Segundo sin clase. Tercero algo bronco. El cuarto, número 18, de nombre Hipócrita, de septiembre 2017, resultó indultado. Quinto manejable. Sexto sin entrega.

Esaú Fernández, dos orejas tras aviso, y dos orejas y rabo simbólicos con aviso.

Luis Gerpe, dos orejas, y dos orejas y rabo.

Ángel Jiménez, dos orejas tras aviso y dos orejas.

Los tres toreros y el mayoral, que se añadió al trío a última hora, salieron a hombros.

La plaza registró un tercio de entrada.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente