Fieles de una iglesia en California llevan días rezando para resucitar a una niña de 2 años

Fari Rafa
Contributor

Cientos de feligreses de una iglesia en California han iniciado esta semana una cadena de oraciones para resucitar una niña de 2 años, miembro de la congregación, que murió el sábado mientras dormía.

Olive Alayne Heiligenthal murió mientras dormía/Foto tomada de la página de GoFundMe creada para recaudar dinero y ayudar a la familia ante la tragedia.

La bebé, Olive Alayne, dejó de respirar mientras dormía y aunque los paramédicos aplicaron técnicas de reanimación no pudieron revivirla y fue declarada muerta al llegar a un hospital cercano.

Kalley y Andrew Heiligenthal, los padres de la niña, son miembros de la megaiglesia Bethel, en la ciudad de Redding, al norte del estado. Los fieles de esa congregación creen en el milagro de la resurrección, “que está modelado por Jesús en el Nuevo Testamento”. 

Esta es la primera convocatoria de oración pública de Bethel para que alguien regrese a la vida, dijo la iglesia en un comunicado a KRCR, filial de ABC en Redding.

“La Iglesia Bethel cree en los relatos de curación y resurrección física que se encuentran en la Biblia (Mateo 10: 8), y que los milagros que retratan son posibles hoy”, dijo una nota difundida por director de comunicaciones de la institución, Aaron Tesauro.

El cuerpo de la bebé ha estado en la oficina del forense del condado de Shasta desde que fue transferido del hospital el 14 de diciembre.

Esa misma tarde, los Heiligenthal pidieron a la comunidad de la iglesia “oraciones audaces y unificadas” para resucitar a la niña. “Su tiempo aquí no ha terminado (...) Es hora de que ella cobre vida”, escribió Kalley en las redes sociales.

Miles de publicaciones en Instagram comparten la etiqueta #WakeUpOlive (“Despiértate Olive”) con fotos y videos de cientos de personas cantando y rezando en la sede de la Iglesia.

Además de la oración, Bethel creó una página de GoFundme con la esperanza de recaudar 100,000 dólares para la familia, por “la conmoción abrumadora y la devastación de perder a su hija”, así como para cubrir “gastos imprevistos, médicos y de otro tipo para Olive”.

Hasta el momento han recaudado más de 53,000 dólares de más de un millar de donantes.

Bill Johnson, líder principal de la iglesia, dijo en un video que había un precedente bíblico para creer en la resurrección. “La razón por la que Jesús resucitó a los muertos es porque no todos mueren en el tiempo de Dios, y Jesús podía decirlo”, expresó.

Kalley Heiligenthal y su esposo Andrew son miembros importantes de la Iglesia Bethel. Kalley está fichada como cantante y compositora del sello Bethel Music, una compañía discográfica y editorial dirigida por el hijo del pastor, Brian Johnson.

El miércoles, Kalley volvió a Instagram para recordar a quienes se sumaron al rezo que “el día 5 es un muy buen día para la resurrección”. “Nunca he estado tan agradecida por Jesús. Él es infinitamente digno de nuestro amor, confianza, fe y riesgo”, escribió.

Intentar resucitar a alguien no es ampliamente aceptado en la fe cristiana, pero en la Iglesia Bethel sí, dijo Patrick Blewett, decano del Seminario Teológico Tozer en la Universidad Simpson, en Redding.

Blewett, que conoce a la familia Heiligenthal, explicó que es más común ver la muerte como el siguiente paso en la vida, y citó un verso bíblico: “Confiamos, digo, y estamos dispuestos a estar ausentes de cuerpo y estar presente con el Señor”.

La Iglesia no sabe hasta cuándo durarán los rezos, pero señaló en un comunicado que la organización está “comprometida a cuidar y servir a la familia Heiligenthals en su profundo dolor y tristeza”.