Fernando Sanz se derrumba en directo recordando a su padre con un vídeo homenaje de la Séptima

Lorenzo Sanz bailando en el palco tras la consecución de la Séptima (derecha); su hijo, Fernando Sanz, emocionado en el plató de 'El chiringuito' (Fotos: Twitter/@elchiringuitotv)

Fernando Sanz no puede aguantar las lágrimas en el plató de ‘El chiringuito de jugones’ recordando la figura de su padre recién fallecido por coronavirus, Lorenzo Sanz, en el 22º aniversario de la Séptima del Real Madrid.

Hacía 22 años de aquel inolvidable gol de Pedja Mijatovic en el Ámsterdam Arena y, el hijo del presidente que obró el milagro de ganar una Copa de Europa después de 32 años para los blancos, Fernando Sanz, que jugaba en aquel equipo de leyenda, acudió al programa de Josep Pedrerol para rememorarlo todo.

Pero el fallecimiento de su padre está muy reciente, el pasado 21 de marzo, y no pudo articular palabra viendo imágenes del mismo. Se derrumbó en directo, emocionado, y cuando recobró medianamente la compostura reconocía que “con todo” lo que les ha tocado vivir, “como a muchísima gente”, se le hace difícil poder hablar todavía de ello.

La realidad, como bien dice el propio Fernando Sanz, es que, “con lo poco generaba el fútbol español” por aquel entonces, “era impensable” que su padre lograse juntar a tal elenco de futbolistas. También es verdad que en la liga, como confiesa el excentral merengue, fueron “un desastre”, pero existía mucha mofa alrededor del equipo que más títulos de la máxima competición continental tenía, puesto que llevaba más de tres décadas sin conseguir ninguno. Por ello, en palabras de Sanz, “había mucha presión”.

Su padre, con Jupp Heynckes al mando, formó una plantilla con jugadores de la talla de Bodo Illgner, Roberto Carlos, Christian Panucci, Fernando Redondo, Clarence Seedorf, Sávio, Pedja Mijatovic y Davor Suker. Estos, unidos a los grandes jugadores formados en el club, como el propio Fernando Sanz, Manolo Sanchís, Fernando Hierro, Guti, Víctor, Raúl, etc., constituyeron un equipo intratable en el viejo continente.

Hoy en día nos parece normal, por el potencial tanto económico como deportivo del Real Madrid, pero aquel año, Lorenzo Sanz, hizo historia y cambió la suerte del club para siempre.


Más historias que te pueden interesar: