La Feria del Libro de Madrid vuelve al 100%, más verde y homenajeando a Almudena Grandes

·11 min de lectura
Montaje de una de las casetas de la Feria del Libro de Madrid 2022. (Photo: Isabel Infantes / Cortesía de la Feria del Libro de Madrid)
Montaje de una de las casetas de la Feria del Libro de Madrid 2022. (Photo: Isabel Infantes / Cortesía de la Feria del Libro de Madrid)

Montaje de una de las casetas de la Feria del Libro de Madrid 2022. (Photo: Isabel Infantes / Cortesía de la Feria del Libro de Madrid)

Con ganas de recuperar la normalidad y altas esperanzas puestas en tanto en la afluencia como en las ventas. La Feria del Libro de Madrid, una de las grandes citas culturales del año, regresa este viernes al parque de El Retiro y lo llenará de libros, autores y lectores hasta el 12 de junio.

“Después de la no-edición de 2020, que fue virtual, y de la edición ‘mini’ del año pasado, este año es una edición grande, que empieza el último viernes de mayo, como mandan los cánones, con la extensión y duración habitual y sin control de aforo”, resume su directora, Eva Orúe.

En esta 81ª edición, en la que habrá 378 casetas, no hay país invitado —el coronavirus lo complicó—, pero se ha dedicado “al viaje en sentido amplio”, como explica su directora, primera mujer en serlo en la historia de la Feria: “No sólo el físico, sino el viaje que hemos hecho durante el tiempo de pandemia, el que han hecho muchos lectores gracias a los libros cuando no podían salir y el viaje que son los libros”.

Esa idea de que los libros nos hacen viajar es la esencia del cartel de este año, diseñado por el historietista Isaac Sánchez, y que también rinde homenaje al cómic.

Cartel de la 81ª edición de la Feria del Libro de Madrid. (Photo: FERIA DEL LIBRO DE MADRID)
Cartel de la 81ª edición de la Feria del Libro de Madrid. (Photo: FERIA DEL LIBRO DE MADRID)

Cartel de la 81ª edición de la Feria del Libro de Madrid. (Photo: FERIA DEL LIBRO DE MADRID)

Las firmas —aquí se puede consultar el calendario completo— son uno de los principales atractivos. Algunas de las más esperadas, de las 5.000 programadas, serán las de Elvira Lindo, Antonio Muñoz Molina, Héctor Abad Faciolince, Santiago Posteguillo, Javier Cercas, Juan Gómez Jurado, los Carmen Mola, Andrés Trapiello, José Luis Garci, Joaquín Reyes, Alice Kellen, Ana Iris Simón, María Dueñas o Juan José Millás y Juan Luis Arsuaga, entre muchos otros.

No serán el único plato fuerte de estas tres semanas; el 5 de junio, Día del Medio Ambiente, la programación estará dedicada a ello. También habrá una tarde dedicada a la mujer en la sociedad actual o una mesa del libro político y Ucrania y Rusia serán también protagonistas. “Hay un día que vamos a hacer algo un poquito especial que incluye reflexión, teatro y entrevistas con autores que han vivido allí o que son de allí, el 10 de junio en el Pabellón de Europa”, recomienda Orúe.

La Feria de Almudena

“Yo, que la prefiero sobre cualquier otra, que la he deseado y añorado tanto, debería haber estado allí, pero un inesperado contratiempo de salud me lo ha impedido. Por fortuna, ella no me necesita”, escribió Almudena Grandes en El País el 13 de septiembre de 2021 sobre la edición del año pasado. Un mes después contó en su columna en dicho diario que tenía cáncer, enfermedad por la que falleció el 27 de noviembre a los 61 años.

Esta edición de la Feria estará muy marcada por su ausencia. “Es una evidencia que la Feria le debe un homenaje”, asegura Orúe. “Es una fórmula que suena a frase hecha pero no lo es: Almudena Grandes era el espíritu de la Feria. Es algo que no todos los autores encarnan por mucho que vengan a ella”, agrega.

Es una fórmula que suena a frase hecha pero no lo es: Almudena Grandes era el espíritu de la Feria

Por ese motivo, la escritora madrileña, tan íntimamente ligada a la cita desde Las edades de Lulú, recibirá un homenaje popular. Será el sábado 11 de junio a partir de las 11:30 en la caseta Madroño.

Como ha explicado la organización, para quien Grandes era “un referente” y “una firma habitual de las más queridas”, se invitará a los lectores “a participar en una lectura colectiva que sirva de reencuentro con su obra y su memoria, leyendo su texto favorito, compartiendo algún recuerdo o rememorando su legado”. Será un acto de micrófono abierto en el que también participarán su marido, el poeta Luis García Montero; su editor, Juan Cerezo; y su amiga, Ángeles Aguilera.

La escritora Almudena Grandes durante la promoción del libro 'Los besos en el pan', en la Feria del Libro de Madrid de 2016. (Photo: GDG / GTRES)
La escritora Almudena Grandes durante la promoción del libro 'Los besos en el pan', en la Feria del Libro de Madrid de 2016. (Photo: GDG / GTRES)

La escritora Almudena Grandes durante la promoción del libro 'Los besos en el pan', en la Feria del Libro de Madrid de 2016. (Photo: GDG / GTRES)

La Feria también rendirá tributo a otros autores. “Se nos acumulan, lamentablemente, las ausencias. Ha habido gente que ha fallecido no necesariamente de covid, pero sí durante la pandemia o un poquito antes. Por ejemplo, organizamos un homenaje a cuatro poetas, Francisca Aguirre, Francisco Brines, Caballero Bonald y Joan Margarit, que han fallecido en estos años y quizá la Feria, por las razones obvias, no les ha rendido el homenaje que se les debía”, destaca la directora.

También habrá homenajes para el escritor Roberto Calasso, el crítico Javier Goñi y para el recientemente fallecido Domingo Villar, autor de novela negra.

Una Feria más verde

Para Orúe, la sostenibilidad “es una devoción”, por lo que muchos de los cambios más visibles que ha introducido han ido en esa dirección: “Creo que es una obligación de todos, pero es que además tenemos que hacerlo si queremos seguir en el Retiro, y la presencia solo la tenemos garantizada de momento hasta 2024″, explica.

Como argumenta, El Retiro es un jardín histórico, enclavado además en un eje que es Patrimonio de la Humanidad: “Y en este entorno tan cuidado y tan protegido, durante unos días [casi cinco semanas entre la Feria propiamente dicha más los días de montar y desmontar] entramos con un montón de cosas que no pertenecen, que no están bien en este parque”.

Se procura ser lo más respetuosos posibles con el verde que nos rodea, que intentamos no tocar y salvaguardar

Como el escenario es “irrenunciable”, lo que se procura es “ser lo más respetuosos posibles con el verde que nos rodea, que intentamos no tocar y salvaguardar”. “Para que te hagas una idea, montamos 378 casetas y cuatro pabellones, entre otras cosas, sin clavar un clavo al suelo”, destaca la directora.

Para disminuir la contaminación acústica, también se ha reducido la megafonía y tampoco habrá planos para así utilizar menos papel. Aún así, le quedan dos espinitas que van a su lista de mejoras para posteriores ediciones: “Como no hay electricidad suficiente metemos dos generadores y además intentaremos el año que viene reducir el número de coches que metemos para la carga y descarga”.

Otras novedades de la Feria

“Alguna tenía que ser la primera y ya tocaba”, comenta Orúe sobre ser la primera mujer directora de la Feria. “No parece razonable que en una industria cultural donde el 65% de los trabajadores son mujeres, que nunca hubiera habido una al frente de la Feria del Libro. Soy la primera, espero no ser la última y me alegra mucho haber roto una barrera. Está muy bien a mi edad”, recalca.

Durante el corto periodo que lleva en el cargo, además de los cambios más verdes ha introducido otros, aunque no se ha modificado “nada de la esencia de la Feria”. Uno de ellos es que este año habrá espacios de firmas: “Normalmente había uno, este año habrá cuatro. Es una manera de intentar solucionar el problema de las colas masivas que provoca la presencia de algunos autores”.

Otros son más invisibles, como el fomentar una manera de trabajar en red o establecer colaboración con las instituciones culturales cercanas, como el Prado, el Thyssen, el Reina Sofía, la Biblioteca Nacional o la RAE. “Trabajar de espaldas a ellas era una temeridad”, afirma Orúe. Y dentro de unas semanas, cuando pase la Feria, se abrirá un pequeño periodo de reflexión para “ver cómo queremos que sea la Feria del futuro” y “empezar a trabajar en la del año que viene lo antes posible”.

Hay un buen puñado de editoriales, muchas de ellas realizando un trabajo muy meritorio, que no pueden estar en principio en la Feria y tenemos que buscar una fórmula para que, de una u otra forma, estén

Un asunto pendiente será el cómo contar con editoriales pequeñas que no cumplen los criterios para participar —algunas durante estos días han expresado su descontento por ello—. “Para estar en la Feria la primera norma es que tienes que estar agremiado a uno de los tres gremios: Librerías de Madrid, Editores y Distribuidoras. Luego hay un criterio de número de títulos publicados. Hay editoriales que, por mucho que se esfuercen, nunca van a poder cumplir con estos criterios, porque agremiarse cuesta dinero y porque tienen muy pocos títulos y por lo tanto nunca llegarán al mínimo”, aclara la directora.

Orúe señala que son “perfectamente conscientes” de que hay “un buen puñado de editoriales, muchas de ellas realizando un trabajo muy meritorio, que no pueden estar en principio en la Feria y tenemos que buscar una fórmula para que, de una u otra forma, estén. ¿Cuál es? No lo sé, y seguramente no depende solo de mí, pero necesitamos trabajar para incorporarlas de alguna manera”.

La Feria para niños y jóvenes

Los lectores del futuro también tienen su hueco. El día más especial será el 4 de junio, puesto que estará dedicado a Harry Potter y el universo creado por J.K. Rowling.

Aparte, habrá 34 actividades destinadas a centros educativos y 54 al público familiar. Las mañanas se dedicarán a las visitas de colegios, con actividades que van desde talleres de ilustración hasta talleres de ecología o actos para conmemorar el V Centenario de Antonio de Nebrija o el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. Las tardes, más pensadas para las familias, incluirán propuestas como miniconciertos, títeres o cuentacuentos. Se organizará además por primera vez el concurso de lectura en voz alta Los pequeños gigantes de la lectura.

Una visitante en una caseta. (Photo: Isabel Infantes / Cortesía de la Feria del Libro de Madrid)
Una visitante en una caseta. (Photo: Isabel Infantes / Cortesía de la Feria del Libro de Madrid)

Una visitante en una caseta. (Photo: Isabel Infantes / Cortesía de la Feria del Libro de Madrid)

Los más pequeños podrán encontrarse con autores como David Peña, Puño, ilustrador y autor de la colección infantil Solo para Ninjas, Nando López, Blue Jeans, Jordi Sierra i Fabra, o Juan Muñoz, autor de Fray Perico y su borrico.

Para los jóvenes hay organizados distintos coloquios, como el que unirá a Ángel Martín y Rosa Montero para hablar sobre salud mental con ellos (el 4 de junio en el Pabellón Caixabank a las 11:00) u otro sobre el fenómeno de Wattpad.

Por qué es importante la Feria

Estas semanas muchos madrileños y visitantes pasean entre las casetas, en la que para ellos es una cita anual ineludible y un plan de ocio, pero para los libreros hay mucho en juego.

Para el sector es crucial. Como relata Eva Orúe, esta semana un representante de Sant Jordi comentó en un evento que “en un día hay gente que factura allí el 7,5% de su facturación anual. Aquí alguno, no tengo las cifras concretas, pero por lo que comentan, puede llegar al 20 e incluso al 30%”. Como subraya, las firmas juegan un gran papel en estas cifras: contar con una importante “les puede salvar la tarde e, incluso, la Feria”.

Tenemos que trabajar para que lo que hacen aquí no sea la excepción, sino la regla, y que el resto del año acudan a las librerías

Para la directora, esto tiene una parte buena y una mala. “La buena es que en las ferias, donde se ofrecen los libros con un descuento de hasta el 10%, hay mucha gente que se acerca a comprar. Y la mala es que hay mucha gente que sólo se acerca a comprar a las ferias”, expone.

Mientras muchas personas pasean por la calle y no entran nunca en una librería, sí acuden a la Feria “a pasearse entre libros” y, en muchos casos, se llevan alguno. “Tenemos que trabajar para que lo que hacen aquí no sea la excepción, sino la regla, y que el resto del año acudan a las librerías”.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Fechas y horario:

La Feria se celebra del 27 de mayo al 12 de junio en El Retiro. El horario de lunes a viernes es de 10:30 a 14:00 y de 17:30 a 21:30. Los sábados y domingos, de 10:30 a 15:00 y de 17:00 a 21:00

Cómo llegar

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente