Feijóo, Rajoy y Ana Pastor asisten a la gala contra el cáncer celebrada en la isla de La Toja

Galicia ha apoyado, un año más, la lucha contra el cáncer. Más de 200 personas asistieron el pasado viernes a la gala solidaria que organiza el grupo hotelero Hotusa en el Gran Hotel La Toja de O Grove, en Pontevedra, y cuyos beneficios han sido destinados a la delegación de la AECC –la Asociación Española contra el Cáncer- en esta ciudad. Una cita con la que no sólo se busca colaborar en la investigación de esta enfermedad, sino también brindar ayuda tanto a los pacientes que la sufren como a sus familiares.

El empresario Amancio López Seijas, presidente de Hotusa, fue el anfitrión de esta gala que, en su quinta edición, volvió a reunir a destacadas personalidades del mundo de la política, la comunicación y la empresa.

Entre ellas, se encontraban el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, el actual presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo –que acudió acompañado de su pareja y madre de su hijo, Eva Cárdenas-, y la expresidenta del Congreso, Ana Pastor, a quien Amancio López Seijas se refirió como la ‘madrina’ de este encuentro. “Si esta gala tiene una madrina, es Ana Pastor… siempre ha estado ahí apoyando esta gala”, aseguró.

Tampoco faltaron otros representantes de la Xunta de Galicia –como el consejero de Sanidad Jesús Vázquez Almuíña, y el de Cultura, Román Rodríguez-, autoridades locales como el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, y periodistas como Fernando Ónega, que acudió junto a su mujer, Ángela. Asimismo, conocidos rostros de la televisión gallega como el humorista y presentador Roberto Villar, que fue el encargado de presentar la actuación del cantante Manu Tenorio, otra de las grandes sorpresas de la noche.

La gala solidaria contra el cáncer celebraba su lustro de vida en el mismo espacio que la ha cogido año tras año, el Gran Hotel La Toja. Un lugar con más de un siglo de historia, por cuyas estancias han pasado aristócratas, escritores y cantantes, y que se ubica en una isla de leyenda. Así lo recogió la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, que en una antigua monografía sobre La Toja, evocaba aquel relato que, a lo largo de los siglos, aseguró que fue un burro el primero que descubrió los beneficios termales de la isla de La Toja.

En la actualidad, la isla y el Gran Hotel siguen siendo conocidos por los beneficios termales de sus aguas, a los que ahora se suma la Clínica La Toja, un centro de salud y estética, que busca ser un referente en este ámbito.