Feijóo: "Una cosa es pedir una tasa de solidaridad y otra perseguir a los, entre comillas, ricos"

“Mandar un mensaje dogmático en contra de la inversión de la renta y del patrimonio es un gran error. Y lo dice un presidente autonómico que no eliminó el Impuesto de Patrimonio”.

Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, reconocía así, durante su intervención en el Foro La Toja, que se celebra estos días en Galicia, que él, pudiendo hacerlo, no suprimió este tributo porque, afirma, en su etapa como presidente gallego necesitaba recaudar.

Ahora, asegura Feijóo, el Gobierno tiene recaudación excesiva por la elevada inflación y no es necesario mantenerlo.

Lo ha dicho pronunciándose sobre las medidas fiscales anunciadas este jueves por el Gobierno, que establecerá un impuesto de solidaridad a las grandes fortunas, subirá el IRPF a las rentas a partir de 200.000 euros y aumentará las deducciones a las rentas más bajas, hasta 21.000 euros. Además, se aumentará el mínimo exento en el impuesto sobre la renta hasta los 15.000 euros, se beneficiará a las pymes y a los autónomos y se pedirá un mayor esfuerzo en el impuesto de sociedades a las grandes empresas.

Medidas que ha criticado el líder del PP, que reprocha al Gobierno olvidarse de las clases medias y ahuyentar a los grandes patrimonios.

Tanto es así, que Feijóo considera que beneficiará a Portugal porque, afirma, este país ha llevado a cabo “una reforma fiscal más atractiva” que “atrae a patrimonios, rentas e inversiones”.

“El problema ahora es generar confianza, inversión, seguridad y, por qué no, un ambiente en el que los patrimonios se queden en España y, si es posible, vengan a España, dado que el teletrabajo acredita que cualquier persona puede trabajar en lugares distintos donde físicamente trabajaba antes”, ha agregado.

Feijóo ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “estigmatizar a las empresas con nombres y apellidos”, algo que ha tildado de “grave error”.

“Hombre, vamos a buscar que las empresas ayuden, ¿no? No vamos a demonizar a las compañías. Una cosa es pedir una tasa de solidaridad y otra cosa es decir que hemos de perseguir lo que entre comillas llama el Gobierno ’los ricos. Este es un planteamiento populista”, ha agregado.

Sobre las medidas fiscales, Feijóo considera que suponen “una invasión de competencias autonómicas” que provoca “inseguridad jurídica”, especialmente por la “doble imposición”, en referencia al impuesto de solidaridad.

Acerca de este asunto, la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aclaró que no se produciría doble imposición, ya que quienes pagasen el impuesto de patrimonio se lo podrían deducir para este nuevo tributo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR