La Federación Inglesa de Fútbol acusó al City por los disturbios en los festejos post título de Premier

·1 min de lectura

La infartante victoria de Manchester City frente a Aston Villa en la última jornada de la pasada Premier League, tras remontar un 0-2, finalizó con el silbatazo del árbitro y una invasión en el terreno de juego del Etihad Stadium por parte de los aficionados, situación por la cual el club recibió cargos en las últimas horas.

Los fanáticos citizens ingresaron al estadio con bengalas de humo, rompieron uno de los postes del arco y atacaron a Robin Olsen, arquero rival. Por estos comportamientos, la Federación de Fútbol de Inglaterra (FA) emitió este jueves, un comunicado oficial en el que informa la acusación al equipo celeste.

"El Manchester City FC ha sido acusado de una infracción de la regla E20 de la Federación, tras su partido de la Premier League contra Aston Villa FC, el domingo 22 de mayo de 2022", comenzó el mensaje.

Y añade: "Se alega que, tras el silbatazo final de este encuentro, Manchester City no se aseguró de que sus espectadores, y todas las personas que pretendían ser sus seguidores o hinchas, se hubieran comportado de forma ordenada y se pudieran abstener de un comportamiento amenazante y/o violento mientras invadían el terreno de juego".

Por su parte, el actual campeón de la Premier League tendrá tiempo hasta el 25 de agosto para responder a la acusación, la cual empañó, de manera parcial, el logro obtenido y deberá poner manos a la obra a los dirigentes del club.

Foto: Getty Images