‘Sálvame’ y la sorpresa agradable de no explotar el morbo de Fayna y el ‘Yoyas’

Anna Sanchez
·3 min de lectura
Carlota Corredera entrevistó con mucho respeto a Fayna (Telecinco)
Carlota Corredera entrevistó con mucho respeto a Fayna (Telecinco)

Tras romper su silencio hace unas semanas en varias revistas, la ex gran hermana Fayna Bethencourt ha decidido sentarse en el programa más visto de las tardes en nuestro país, ‘Sálvame’.

Fayna, expareja de Carlos Navarro (popularmente conocido como ‘Yoyas’) ha relatado su infierno emocional de maltrato físico y psicológico junto al que ha sido su novio durante 16 años de convivencia y dos hijos en común.

El testimonio de una superviviente de maltrato siempre es duro de escuchar pero, además, Fayna tiene el ‘plus’ de ser famosa por el reality show en el que participó hace ya décadas. El programa de Mediaset lo tenía muy fácil para que el espectador se quedase pegado a la pantalla hurgando en los episodios más desagradables o violentos de Carlos, que ha sido sentenciado a varios años de cárcel, sin embargo ha optado por una entrevista blanca con Fayna.

La canaria sabe que ‘Sálvame’ es un altavoz perfecto y muy mediático para llegar a todas esas mujeres -que suelen además consumir el programa- y advertirlas de que sí hay salida a una situación tóxica o de maltrato en sus hogares. Cuando la rubia se sentó en plató, dijo que estaba allí por “todas esas Faynas que estén viviendo lo mismo”.

El tono de la entrevista se tornó en testimonio y, casi sin interrupciones ni preguntas, Fayna pudo transmitir ese mensaje de superación sin tener que reparar demasiado en los episodios más dolorosos de su duro pasado.

Gran parte del mérito de no caer en el amarillismo habitual del programa fue de Carlota Corredera, que estaba presentando cuando Fayna se sentó a hablar de su vivencia con el ‘Yoyas’. Lejos de preguntar cosas concretas, Carlota dejaba que Fayna se explayara y, a su vez, lanzaba valiosos mensajes generalistas de corte feminista y de concienciación para que otras mujeres que pueden estar siendo anuladas por sus parejas, entiendan que nada es su culpa y se atrevan a pedir ayuda a su círculo de confianza o llamando al 016, el teléfono de atención a la mujer que no queda reflejado en la factura.

Cuando el íntimo entre la gallega y la canaria terminó, una llamada medio en francés medio en español emocionaba mucho a la ex gran hermana y es que su propia madre quiso entrar por teléfono para apoyarla y, de paso, pedir que quitaran del pantallón del plató la foto del “individuo que nunca debió entrar en la vida de mi hija” a lo que Carlota, al instante, respondió afirmativamente y el equipo cambió la imagen de Carlos Navarro.

Da gusto ver que el programa supo dar espacio y tiempo a Fanya para que su mensaje llegase a todas aquellas personas que lo necesiten y, cuando Fayna se sentó con el resto de colaboradores, las preguntas fueron light en la línea de “te ha costado volver a enamorarte” o “la fama era una presión para ti a la hora de hacer pública tu situación”, todas en una línea muy blanca.

El respeto mostrado hacia esta superviviente y hacia un tema tan sensibilizado socialmente como la violencia machista es de mucho agradecer y, además, el diálogo tranquilo y sin griterío no abunda en ‘Sálvame’ pero, como el peso del testimonio de Fayna era tan ensordecedor por las vivencias relatadas, no había lugar para otras voces que lo empañaran.

Más historias que te pueden interesar

Fayna cuenta su infierno con el 'Yoyas': "Mi hijo de 3 años me quiso defender de una paliza suya”

Fayna habla tras la condena del ‘Yoyas’ por maltratarla: “Me avergonzaba contarlo”

Así lucen ahora Carlos El Yoyas y Fayna de 'Gran Hermano 2'