Lo que están haciendo los fans de Johnny Depp en pleno juicio alcanza un extremo de locos

·9 min de lectura

No sé ustedes, pero personalmente el juicio de Johnny Depp y Amber Heard me está dejando a cuadros. No solo por ver a dos personas que lo tenían todo de cara a la galería vertiendo acusaciones terribles que señalan abusos, manipulación, destrozos, golpes y violencia. Sino también por el circo mediático que se está viviendo con los fans del actor, las redes y tabloides analizando con lupa cada mirada, reacción y palabra. Que si la ropa de Amber Heard esconde un significado oculto, que si Johnny Depp mantiene un romance con su abogada, que si la actriz tiene miedo a su ex en el estrado mientras especialistas en lenguaje corporal desgranan quién miente, finge o dice la verdad. Es, literalmente, tremendo.

Sin embargo, existe otro engranaje más en este frívolo círculo mediático. Y hablo de los fans más apasionados y acérrimos de Johnny Depp que se han tomado muy en serio su rol, olvidando que, pasiones aparte, no deja de ser un juicio y no uno de sus estrenos como estrella de cine.

Johnny Depp saluda a los fans desde su vehículo mientras abandona la Corte de Fairfax County después del primer día del juicio contra Amber Heard, en Fairfax, Virginia, el 12 de abril de 2022. (Photo by Samuel Corum / AFP) (Photo by SAMUEL CORUM/AFP via Getty Images)
Johnny Depp saluda a los fans desde su vehículo mientras abandona la Corte de Fairfax County después del primer día del juicio contra Amber Heard, en Fairfax, Virginia, el 12 de abril de 2022. (Photo by Samuel Corum / AFP) (Photo by SAMUEL CORUM/AFP via Getty Images)

Y es que además de ridiculizar a Amber Heard creando todo tipo de memes a raíz del juicio, los fans de Depp están acompañando al actor en las inmediaciones y hasta en el interior del juzgado. Los vemos cada jornada: la mayoría de personas que aparecen dentro de la sala son fans que no se conforman con seguirlo por la transmisión en directo en Internet. Sino que están ahí, día y noche.

Son tantos los fans que se han trasladado hasta Fairfax, Virginia, que para poder conseguir un asiento en el juicio, acampan en sus coches en las afueras del juzgado, haciendo cola desde la madrugada con tal de conseguir una de las pulseras que les dan acceso al recinto. Es más, son tantos que existen cordones policiales que marcan distancia entre los actores y el juzgado, siendo decenas o cientos de personas esperando en la calle.

Se puede ver claramente en este vídeo:

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Según contaron los propios fans a People, algunos se han gastado hasta 30.000 dólares -o 28.750 euros- para viajar hasta allí y hospedarse todo lo que dure el juicio. Una de ellas, Sabrina Harrison, cuenta a la publicación que jamás hizo algo semejante en sus 46 años de vida, pero ahí está, acampando por la noche para conseguir acceso desde las 12:45 de la madrugada. Mientras otra fan, Sharon Smith de 52, metió todas sus pertenencias en un trastero y se marchó de Inglaterra a EE.UU. para seguir el juicio en persona. Durante los descansos de fin de semana viaja a Los Angeles, gastando unos 10.000 dólares (9.600 euros) en hotel, bebida y comida. Otro fan, Ivan De Boer, de 59, ha utilizado todas sus vacaciones laborales de este año y 30.000 dólares para acompañar a Depp en el juicio.

Y la verdad, las imágenes lo dicen todo. Existen muchos vídeos tomados en las afueras del juzgado que muestran cómo los fans reciben a Johnny Depp como si fueran sus mejores épocas estrenando una película de Piratas del Caribe. Él baja la ventanilla del coche y los saluda con una sonrisa, acepta sus regalos y les agradece la compañía, mientras los fans gritan "te amo", le arrojan sus cartas y obsequios. Todo lo contrario a cuando llega o sale Amber Heard, a quien no vitorean sino que en algunos videos se escucha cómo la abuchean o le gritan "narcisista mentirosa".

Creo que todos hemos sido fan en algún momento de nuestras vidas. O la gran mayoría. Y por eso podemos comprender hasta cierto punto el apoyo incondicional que el fenómeno provoca. Ya sea por un equipo de fútbol, cantante, artista o activista al que admirar por el motivo que sea, estoy convencida de que muchos hemos vivido en alguna ocasión esa pasión casi irracional de fan (en mi caso, confieso que llegué a acampar varios días para ver a Luis Miguel cuando tenía 13 años). Pero algo me dice que lo que se está viviendo con Johnny Depp es otro cantar.

La mayoría de fans que se ven en los videos, dentro y fuera del juicio, son personas adultas, de esas que hemos crecido con Johnny Depp en nuestro radar cinematográfico. Imagino que algunos lo hacen por fanatismo, por tener la oportunidad de verlo en persona, mientras muchos probablemente se acerquen para mostrarle el mismo apoyo que recibe en redes sociales. Pero, quizás, hay otro factor más relevante y es que, si Depp pierde, podría ser la última vez que puedan verlo públicamente desde el pedestal de estrella. Si el jurado falla a favor de Amber Heard, no habrá campaña fan que lo salve del destierro definitivo de Hollywood, más ahora que la actriz escaló sus acusaciones añadiendo abuso sexual a su testimonio.

Evidentemente no tiene nada de malo ser fan a la edad que uno quiera, acampar y hacer lo que haga falta para ver a un ídolo en persona, si es lo que apetece. Sin embargo, este convencimiento ciego sobre Depp, acompañándolo en un juicio sobre violencia doméstica como si fuera un estreno, nos llevan a reflexionar hasta qué punto la pasión ciega del fenómeno fan tiene cabida en un caso de estas características.

Porque al final de cada jornada la jueza recuerda al jurado que no pueden ver reacciones externas, ni hablar del caso ni buscar información fuera de la sala. Pero al tratarse de un juicio tan mediático, en la boca del mundo entero, me resulta un tanto difícil que consigan mantenerse completamente ajenos a las reacciones y comentarios que se vierten en redes. Sobre todo en contra de Amber Heard.

Y es que los fans de Johnny Depp le creen a muerte. Desde que comenzaran los rumores de problemas en la relación cuando estaban juntos y Amber Heard escribiera el artículo editorial en The Washington Post en 2016, los seguidores del actor enseguida tomaron partido. Hace varios años que la señalan en redes sociales como la abusadora en la relación, apoyando a Depp en su versión de los hechos ciegamente. Y les pongo un ejemplo: hace tiempo se filtró el vídeo grabado por Heard donde se ve a Depp aparentemente alcoholizado y enfadado, golpeando gabinetes en la cocina y dando patadas a las puertas. La visión de los fans es centrarse en la actitud aparentemente jocosa de la actriz y en el argumento de que no tendría tanto miedo si lo grabó de esa manera, riéndose al final. Pero no hablan de la evidente actitud violenta del actor o de lo difícil que debe ser convivir con una persona alcoholizada, con ese nivel de ira, sirviéndose media botella de vino por la mañana, como muestra el video. Y que conste que no estoy posicionándome a favor de uno ni otro, para eso está el jurado, sino que intento colocarme en la visión neutral de una realidad mediática.

O, por ejemplo, cuando Warner Bros. pidió la renuncia de Johnny Depp a Animales Fantásticos tras perder el juicio británico que falló a favor del tabloide The Sun y Amber Heard, aceptando que lo calificaran como “golpeador de esposas”, los fans enseguida abrieron una petición de firmas para pedir al estudio la misma estrategia con Amber Heard y su rol en Aquaman.

Espectadores llenando la sala antes del comienzo del juicio de Depp vs Heard en la Corte de Fairfax County Circuit en Fairfax, Virginia, el 5 de mayo de 2022. (Photo by JIM LO SCALZO / POOL / POOL / AFP) (Photo by JIM LO SCALZO / POOL/POOL/AFP via Getty Images)
Espectadores llenando la sala antes del comienzo del juicio de Depp vs Heard en la Corte de Fairfax County Circuit en Fairfax, Virginia, el 5 de mayo de 2022. (Photo by JIM LO SCALZO / POOL / POOL / AFP) (Photo by JIM LO SCALZO / POOL/POOL/AFP via Getty Images)

He estado en muchos estrenos del actor y he sido testigo de la pasión que provoca. Desde los grupos de fans que lo esperaban afuera de los hoteles los días que pude entrevistarlo, a la locura de gritos y furor que generaba cuando llegaba a las alfombras rojas. Sin embargo, esta fe ciega defendiendo su testimonio en un juicio de violencia doméstica, ridiculizando a Amber Heard en el camino, en mi opinión deja en evidencia lo mucho que nos queda por aprender a la hora de no frivolizar ante testimonios de violencia doméstica. ¿O nos hemos olvidado que, más allá de ser personas famosas y un ídolo cinematográfico como Johnny Depp, se trata de un juicio donde se detallan testimonios terribles?

Claro que se puede tomar partido. Cada uno es libre de creer la versión que quiera (y más en un juicio como este con tantos testimonios y pocas pruebas físicas) pero, ¿dónde nos deja como seres humanos el bromear, abuchear o vivir el juicio como un espectáculo más cuando nos están contando historias de violencia en la pareja?

Los fans de Johnny Depp lo ven como la víctima de una campaña en su contra, mientras tanto él como Amber Heard mantienen versiones opuestas que acusan al otro de ser el verdugo de la relación. Pero, al final, entre tantas acusaciones y testimonios siempre existe una verdad, y sea cual sea, no parece que sea nada agradable.

Más historias que te pueden interesar: