¿Fan de la carne asada al carbón? Tienes que leer esto

Abraham Monterrosas Vigueras

Para un fin de semana entre seres queridos, algunas personas pueden optar por una parrillada que incluya cerveza, fiesta y carne asada. Sin embargo, desde el punto de vista de la salud, esto tendría ciertos riesgos.

A decir de un nuevo estudio, la forma de cocinar la proteína de origen animal estaría relacionada con la diabetes.

La carne asada aumentaría el riesgo de diabetes. Foto: Ivan / Getty Images
La carne asada aumentaría el riesgo de diabetes. Foto: Ivan / Getty Images

La investigación fue realizada por la Universidad de Harvard y publicada en la revista científica Diabetes Journal. Los científicos concluyeron que lo anterior se debería a las altas temperaturas de cocción del pollo y las carnes rojas, sin importar la cantidad que se consuma.

El estudio duró más de 10 años, tiempo durante el cual los especialistas observaron a un total de 289 mil personas. Al comienzo de la investigación, ninguno presentaba enfermedades cardiovasculares, cáncer ni diabetes. Y al terminar, después de un seguimiento sobre su ingesta de estos alimentos a alta temperatura, se documentaron 7 mil 895 casos incidentes de diabetes tipo 2.

“La mayor frecuencia de cocción a fuego abierto y/o a alta temperatura se asoció de forma independiente con un riesgo elevado de diabetes tipo 2”, se lee en el estudio.

A decir de los expertos, esta asociación se debería a las altas temperaturas de cocción. Esto generaría sustancias tóxicas como las aminas heterocíclicas (llamadas AHC) y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (conocidos como HAP), los cuales podrían ocasionar cierta resistencia a la insulina.

El estudio fue realizado por la Universidad de Harvard y duró 10 años. Foto:Westend61 / Getty Images
El estudio fue realizado por la Universidad de Harvard y duró 10 años. Foto:Westend61 / Getty Images

“Nuestra investigación sugiere que el riesgo de diabetes aumenta no solo por el tipo y la cantidad de carne consumida, sino la forma de cocinarla”. Así lo dio a conocer Gang Liu, investigador del Departamento de Nutrición de la Escuela Salud Pública de Harvard, en declaraciones retomadas por Forbes.

Y agregó que, a manera de prevención, puede optarse por cocción de alimentos a temperaturas moderadas, así como sustituir las carnes rojas con otras fuentes de proteína, como las carnes blancas y alimentos de origen vegetal.

¿Qué te parece? ¿Sabías esto sobre la carne asada? ¿Cuál es el alimento que más sueles incluir en tu dieta? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

Irse de vacaciones alargaría la vida
El cerebro borraría recuerdos intencionalmente