Familiares de víctimas del delito pidieron justicia frente al Congreso

LA NACION
·2 min de lectura

Familiares de víctimas del delito se reunieron hoy frente al Congreso para potenciar en la unidad de sus tragedias los reclamos de justicia que muchas veces deben llevar adelante en forma individual.

Entre aquellos que participaron de esa convocatoria pudo observarse a la madre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por una patota en enero pasado, en Villa Gesell. Junto a ella pudo verse a familiares de Lucía López, una adolescente asesinada en 2010, en un episodio que hoy sería caratulado como femicidio, con una pena de prisión perpetua, pero que en ese momento fue tratado como un homicidio más, situación que permitió que el asesino condenado ya tenga el beneficio de la libertad condicional.

Los carteles repetían una exigencia común: "Justicia por...". Los nombres de las víctimas dejaban a la vista los reclamos de cada familia. Ese fue el caso de familiares y amigos de Cristian Martín Goncebat, que portaron carteles para recordar a la víctima del asesinato ocurrido en agosto de 2019 en La Matanza.

Maradona. Empieza la pelea por una herencia estimada en US$ 50.000.000

Otro caso registrado en ese distrito del conurbano fue expuesto por las banderas desplegadas frente al Congreso: "Justicia por David Torres y todas las víctimas en La Matanza". Ese joven fue asesinado a golpes por una patota el 11 de abril de este año.

Todos los familiares portaron los retratos de las víctimas por las que reclaman justicia. Y no solo en casos directamente vinculados con violencia urbana, sino también por situaciones que cortaron inesperadamente una vida. Allí estaban los allegados de Adrián Continiello, que falleció el año pasado en su casa en el barrio porteño de San Cristóbal cuando los trabajos en una obra lindera provocaron el mortal derrumbe de su hogar.

Esas manifestaciones de familiares de víctimas que reclaman justicia se replicaron en La Plata, Rosario y Bahía Blanca.