Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

A pesar de que era la tarde del viernes cuando los restos mortales de Blanca Fernández Ochoa llegaban al tanatorio de Cercedilla procedentes del Instituto Anatómico Forense, no ha sido hasta las nueve de la mañana de este sábado cuando los familiares de la deportista han abierto la sala para comenzar el velatorio de la exesquiadora, de la que se podrán despedir no solo sus allegados sino también sus amigos, conocidos y admiradores ya que el velatorio estará abierto hasta las nueve la noche y es público. Los primeros en llegar han sido sus hijos, Olivia y David Fresneda, muy afectados tras el duro varapalo.

VER GALERÍA

Abierta la capilla ardiente de Blanca Fernández Ochoa

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

Los dos hermanos han llegado al velatorio acompañados por su familia y seres queridos que no dejaron de arroparles y darles todo el apoyo y el cariño que necesitan en estos duros momentos. El tanatorio de Cercedilla no ha dejado de recibir gente desde que abrió sus puertas a primera hora de la mañana para dar el último adiós a una deportista que hizo historia en nuestro país y también a una persona muy querida en este pueblo de la sierra madrileña.

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

Amigos, como la exluchadora de taekwondo, Coral Bistuer, o el periodista Matías Prats, muy unido a los Fernández Ochoa, también han ido a despedir a Blanca y transmitir sus condolencias a la familia. No faltaron tampoco representantes políticos como el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado o el ministro de Cultura, José Guirao. Además, para todos aquellos que no puedan desplazarse a la capilla ardiente pero deseen enviar su pésame, podrán hacerlo vía electrónica a través de un espacio web que han habilitado para su recuerdo y homenaje.

VER GALERÍA

Abierta la capilla ardiente de Blanca Fernández Ochoa

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

Posteriormente, y ya en la más estricta intimidad, se espera que el cuerpo sea incinerado ya que así lo han decidido Olivia y David, los hijos que tuvo la deportista durante su relación con David Fresneda. Posteriormente, la familia al completo tiene la intención de esparcir sus restos en uno de sus rincones preferidos de la madrileña sierra de Guadarrama, los Siete Picos, donde se centraron en los primeros momentos las labores de búsqueda.

"La despedida la haremos en familia. Parece que ella quería que la incinerasen y esparcir los retos en Siete Picos, que era su montaña preferida. Haremos una bonita excursión todos los hermanos y nos echaremos unas risas que era lo que a ella le gustaba", aseguraba su hermana Lola, que ha agradecio emocionada todas las muestras de cariño que los Fernández Ochoa han recibido desde que se hiciera pública la desaparición de Blanca el pasado sábado. "Han sido tan bestias las muestras de cariño... Yo también he sido olímpica, he representado a España, pero nunca me he sentido como estos días. Ha sido un orgullo ser española. Me da mucha pena, pero creo que Blanca no era consciente de lo que la quería la gente y la admiraba", añadía.

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

VER GALERÍA

Familiares y amigos acuden a la capilla ardiente para despedir a Blanca Fernández Ochoa

Cabe recordar que el rastro de la hermana de Paco Fernández Ochoa se perdió el sábado 24 de agosto, cuando fue vista por última vez comprando víveres en El Corte Inglés de Pozuelo de Alarcón. Desde allí se trasladó a Cercedilla, donde se dispuso a hacer una ruta por la montaña que ha tenido el peor de los desenlaces posibles. Tras cuatro días de intensa búsqueda, un agente de la Guardia Civil fuera de servicio que participaba como voluntario junto a su perra, un pastor alemán de tres años que responde al nombre de Xena, localizó a Blanca.