La familia real de Mónaco vuelve al circo

Por Diezminutos.es
Photo credit: Getty

From Diez Minutos

  • Estefanía y Alberto de Mónaco presidieron la inauguración de la 44 edición del Festival Internacional de Circo de Monte-Carlo.
  • Louis Ducruet y Marie Chevalier, que se casaron este verano, tampoco faltaron a la cita.


Cada mes de enero, la familia real monegasca tiene una cita ineludible con su adorada carpa del circo, ya que son ellos los encargados de dar el pistoletazo de salida al Festival Internacional de Circo de Monte-Carlo fundado, hace ya 44 años, por el propio Rainiero. Un año más, han cumplido con la tradición de inaugurar este evento con Estefanía de Mónaco como 'maestra de ceremonias' de la noche. La hija pequeña de Rainero estuvo acompañada por su hermano Alberto y sus hijos Pauline y Louis Ducruet. Éste último llegó junto a su recién estrenada mujer, Marie Chevallier.

Photo credit: Getty

Estefanía de Mónaco, ataviada con un favorecedor mono rojo que dejaba uno de sus hombros al descubierto, se mostró visiblemente emocionada tras recibir un caluroso aplauso de todos los asistentes. Y es que la hermana de Carolina, que esta vez fue una de las grandes ausentes, siempre ha demostrado ser muy feliz entre equilibristas y payasos del circo.

Photo credit: Getty Images

Su hija Pauline Ducruet no pudo evitar sonreír al ver a su madre emocionada presidiendo la pista del circo. La joven diseñadora, que este verano pudo ver cumplido su sueño de lanzar su propia línea de ropa, estaba guapísima con un vestido largo de estampado geométrico en blanco y negro.

Photo credit: Getty Images

Además, si por algo estaba feliz Estefanía es por contar también con la asistencia de su hijo Louis Ducruet y su mujer, Marie Chevalier. Tras la resaca de su boda el pasado mes de julio, y de su luna de miel tardía por Indonesia en octubre, el joven matrimonio ya ha regresado al trabajo y no ha querido perderse tampoco la tradicional cita de la familia con el circo.

Photo credit: Getty

Alberto de Mónaco disfrutó también de la inauguración del festival junto a sus sobrinos. En esta ocasión, el monarca no contó con la compañía de su mujer, Charlene, ni de sus pequeño Jacques y Gabrielle que, aunque acaban de cumplir cinco años, todavía son muy pequeñitos para asistir a este evento nocturno.